¿Existe algo peor que una vida superficial entre belleza, playa y rumores durante todo el año? Pensarás que no. Pero en California, más concretamente, en L.A, la cosa se puede empeorar. Y mucho. Están aquellos que gozan de una vida totalmente al estilo propaganda hollister, y están esos otros que su vida es un constante viene y va de conflictos, peleas callejeras y otros problemas sociales y personales. Pero cuando esta armonía se rompe y algo interfiere en la vida del otro, aparece esto, una bonita guerra de sociedad en bandeja de buffet. Suena típico, sí, sin embargo, no sabes lo interesante que puede ser y lo atractivas que son estas historias. Y los secretos que hay detrás de cada uno de ellos, es la guinda del pastel.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:32 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado / A.Normal
Sáb Sep 29, 2012 1:46 pm por Invitado

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación //NORMAL//
Vie Ago 03, 2012 8:50 am por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Sáb Jun 30, 2012 10:04 am por Invitado

» The Afterlife Oblivion (normal)
Vie Mayo 04, 2012 6:55 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Miér Mayo 02, 2012 3:33 am por Invitado

» Quimera Asylum {Normal}
Miér Abr 25, 2012 10:14 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Miér Abr 25, 2012 1:38 am por Invitado

» {+18} CALAPALOOZA ~ Berkeley, University of California
Miér Abr 11, 2012 9:53 am por Invitado




































I didn't expect this {Fiona}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Willow R. Martin el Lun Ene 16, 2012 3:38 am

Los señores Martin habían salido de fin de semana, lo que para la joven Willow sólo tenía un significado: podía salir hasta tarde. Sus padres siempre habían sido bastante permisivos con ella por el simple hecho de ser la menor de sus hijos, pero eso no significaba que creyeran adecuado que saliera de noche hasta altas horas de la madrugada. Tal vez antes no habrían tenido demasiados problemas con ello, pero Will estaba atravesando lo que todos denominaban como una “fase”. Sí, cada vez que un adolescente cambia radicalmente sus hábitos es una “fase”. Si antes era un estudiante de matrícula y comienza a suspender, no es nada malo, ya se le pasará. Eso opinaban los padres de la morena de aquellas nuevas amistades de la chica y de sus nuevas costumbres. Si bien es cierto que sus padres poco o nada sabían de sus amigos, también es cierto que sabían que ya no frecuentaba a aquellas jovencitas adorables y a aquellos muchachos de futuros brillantes. Willow llevaba meses embarcada en la búsqueda de algo que no creía encontrar: su identidad. Durante diecisiete años de su vida había sido todo lo que, más o menos, se esperaba de ella y la muchachita creía que había llegado el momento de buscar algo más. Ése era el motivo principal por el que vistiera de modo diferente y frecuentara lugares no demasiado recomendables. Ella buscaba y buscaba, pero no encontraba nada, así que seguía insistiendo. Aquello fue lo que la llevó a conocer a su nuevo grupo de amigos y lo que la llevaría a meterse en más problemas de los que en un principio habría esperado.

Era una noche de sábado en la línea de todas las noches de sábado durante los últimos meses. Quedaban, bebían, fumaban, se drogaban, se besaban… Y Willow se las ingeniaba para aparentar que hacía lo mismo que los demás. Will, una adolescente de diecisiete años que se había sumergido en un universo completamente diferente al suyo, fue consciente de que la noche no iba a terminar bien en el mismo instante que aquel grupo de personas entró a la misma discoteca en la que ellos estaban. Y no, no se equivocó. La disputa no tardó en llegar y ella, reticente a todos esos escándalos, terminó metiéndose en medio, intentando separar a sus amigos de sus atacantes ¿O eran sus amigos los que habían empezado todo aquello? Allí estaba ella, en medio de todo el jaleo, recibiendo tirones de pelo y algún que otro golpe ocasional. Sus movimientos eran más bien ofensivos que defensivos y estuvo a punto de lanzarse a los brazos de la persona anónima que acababa de rescatarla… Si no hubiera sido un policía. Los grandes ojos azules de la morena se abrieron enormemente, mientras sus labios buscaban la forma de explicar qué estaba pasando allí. No, no iban a escucharla.

Era la primera vez que la detenían y allí estaban todos, divididos en un par de celdas. Todos a los que habían conseguido pillar, claro, y Willow era una de esas “afortunadas”. Sus padres no estaban en casa, así que, después del interrogatorio al que les sometieron a todos y viendo que la morena no tenía antecedentes penales –además de cerciorarse de que era hija de uno de esos importantes abogados y hermana de otro- le permitieron llamar a alguien para que fuera a buscarla. Se decidió por Fiona, sabiendo que el viaje en coche de vuelta a casa con Thomas sería una tortura. Cuando, minutos después, su hermana llegó a recogerla, la dejaron salir de la celda y recoger sus cosas. Tenía el pelo revuelto, y la camiseta rota pero, sin duda, sabía que lo que más asustaría a Fiona serían los arañazos y moratones en sus delgados brazos y el corte que tenía en el labio inferior. Pasó junto a su hermana sin decir nada y se subió al coche.

El viaje de vuelta a casa transcurrió en silencio. Willow jugaba distraída, haciendo más grandes los agujeros de sus mallas negras y Fiona no perdía de vista la carretera. La menor de las dos hermanas se tocaba, de vez en cuando, la herida del labio, como si quisiera asegurarse de que no volvía a sangrar de nuevo. Willow vio aparecer ante sus ojos la gran casa familiar, vacía en aquel momento. Ambas salieron del coche, manteniendo el silencio, y fue Will la que abrió la puerta y encendió la luz. Sus ojos azules no se habían cruzado con los de Fiona y se encaminó hacia las escaleras para subir a su dormitorio, incluso cuando sabía que su hermana mayor no iba a dejarlo todo así.



.dreamers dream, fools believe and liars lie.
avatar
Willow R. Martin
Novato
Novato

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Fiona J. Martin el Lun Ene 16, 2012 4:44 am

Había sido una semana tranquila, como solían serlo todas últimamente para Fiona. Des de el primer momento en que ponía un pie en el suelo al bajar de la cama no tenia ni la menor idea de que poder hacer, podía entretenerse algún rato leyendo, viendo alguna película o hasta saliendo a comprar para rellenar una nevera que ya estaba repleta, pero nada conseguía entretenerla lo suficiente como para no ponerse a pensar en que tal vez aquello del embarazo había sido una locura, pero ahora no había vuelta atrás y en realidad tampoco quería que la hubiera. Aquel sábado, después de haber pasado un rato con Gwen, haber molestado otro poco a Jackson y haber decidido que, una vez más, prefería quedarse dormida en el sofá de la casa de este ultimo a irse a su nuevo piso, pensó que como siempre, después de que la tele tienda empezara nada ocurriría, pero no, claro que no, ese no estaba destinado a ser un sábado normal y corriente. En cuando le pareció que empezaba a coger el sueño y sus ojos ya llevaban bastante rato cerrados, el estruendo de su teléfono móvil la hizo volver en si, dejando de estar ya tumbada en el sofá para rápidamente responder al que se había atrevido a llamarla a esas horas de la noche. Lo que no esperaba era escuchar lo que iba a escuchar al otro lado del aparato, que su hermana estaba arrestada, ¿Cómo diablos era eso posible? Los primeros segundos Fiona no dijo nada, se quedo completamente callada pensando que hacer ahora, porque ella nunca había estado a ese lado de la historia y por primera vez y durante un momento, pensó que el que Willow estuviera allí podía ser culpa suya y de las estupideces que ella había hecho durante tantos años.

Después de apuntar la dirección donde se encontraba la comisaria en un papel arrugado, Fiona se puso los zapatos que tenia por allí tirados, robo uno de los jerséis que Jack tenia allí y se fue a por el coche lo mas rápido que pudo. No sabía si debía tener prisa, porque allí Willow seguro estaría sana y salva, pero de todos modos la tenia, quería llegar lo antes posible para sacarla de allí, en realidad no se había ni planteado que ella hubiera hecho algo malo, todo tendría una explicación y esperaba que su hermana se la diera en cuanto llegara. Ya parecía una horrible madre la cual necesitaba explicaciones de todo y para todo, pero no podía evitarlo, porque su hermana no era de las que terminaban en una pelea en cualquier discoteca, sinceramente, no comprendía que le había pasado por la cabeza para poder terminar en una comisaría con una fianza que, por suerte, Fiona podía pagar en ese momento.

Al salir del coche Fiona respiro profundamente en la oscuridad, aun al lado del vehículo. No quería entrar y ponerse como una loca, ella sabía que era estar en el lugar de Willow, y ella no era como sus padres, ella no iba a ser como ellos y aun que tenia claro que quería que su hermana le contara que narices había pasado, también quería que esta siguiera confiando en ella como esa misma noche había hecho. Entro, dijo el nombre de su hermana, pago la fianza y poco después allí estaba, con su castaño cabello revuelto como nunca, ropa con la que nunca hubiera imaginado verla y por si fuera poco aquel corte en el labio que hizo que a Fiona le dieran ganas de empezar a gritar quien le había hecho aquello a su hermana con tal de matarle.

Silencio absoluto. Eso si era raro en la hermana mayor, pero no sabía que decir, se había quedado sin palabras, no iba a decirle que estaba decepcionada, tampoco se sentía orgullosa, pero tampoco sabía como preguntarle que había pasado ya que la morena ni tan solo se había dignado a mirarla a los ojos, ella tampoco lo hizo. Al llegar a la casa, la cual no pisaba des de vete a saber tu cuanto, Fiona estuvo a punto de abrirle la puerta del coche a Willow, verla entrar y marcharse sin haber cruzado una palabra con ella, pero no podía, Willow era lo único que la unía a aquella locura de familia, lo único que la hacia seguir queriendo ser una Martin.

Carraspeó. Esperó a que Willow se diera la vuelta antes de llegar al piso de arriba y luego, después de dos segundos, abrió la boca por primera vez en todo ese rato. – No voy ha decirte que eres horrible por haber terminado en la comisaría, porque tu no eres horrible termines donde termines, y yo no soy nadie para darte la brasa por algo así, pero me gustaría que al menos me explicaras porque has terminado con el labio partido y a quien tengo que matar – comentó completamente quieta en el mismo lugar que se había quedado al entrar, con los brazos cruzados y las llaves del coche haciendo aquel ruido metálico cada vez que movía su mano derecha.



fiona martin

avatar
Fiona J. Martin
Neutros
Neutros

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Willow R. Martin el Lun Ene 16, 2012 10:09 am

Era en momentos como aquel cuando toda aquella idea de la búsqueda de su identidad le parecía una auténtica estupidez. Ella siempre había sido feliz con sus clases de baile, sus vestidos de colores y siendo la persona dulce y cariñosa que todos conocían. Podía haberse conformado, pero se empeñó en ser algo más y buscarlo en lugares en los que nunca lo había hecho. A la Willow de antes nunca se le habría ocurrido juntarse con los que eran sus nuevos amigos, no por prejuicios, pero sí por el simple hecho de que poco o nada tenían en común. Nadie conocía bien a la morena, ni siquiera ella. No sabía lo que era ni lo que buscaba en realidad. Tal vez sería mucho más fácil volver a salir con sus antiguos amigos, a comportarse de la manera que todos esperaban. Ser la “pequeña bailarina” de sus padres era mucho más sencillo que seguir comportándose como una rebelde sin causa cuando no engañaba a nadie. No se sentía cómoda con sus nuevas amistades, pero tampoco quería seguir siendo la niña inocente e ingenua que llevaba siendo diecisiete años. Aquello comenzaba a ser realmente frustrante.

Durante el silencioso viaje en coche, Willow tuvo tiempo de cuestionarse toda esa nueva filosofía de vida. En el fondo sabía que aquello no estaba funcionando. Estaba más que segura de que era la única en aquella celda que tenía ganas de llorar y marcharse a casa, tumbarse en su cómoda cama y no salir de allí en días. Eso era otra cosa, el lunes tendría que dar más explicaciones, no sólo a sus padres, sino también en el colegio, cuando apareciera por allí con la cara hecha un cromo. Se sentía una idiota, además de sentirse terriblemente culpable por haber despertado a Fiona y haber hecho que pagara su fianza. Su hermana estaba embarazada, no tenía por qué estar pendiente de ella para sacarla de todos aquellos líos en los que ella había comenzado a meterse. Aun así, sería mucho más sencillo tratar con su hermana que con Thomas, su perfecto hermano mayor. Tampoco podía llamar a sus padres puesto que no estaban en la ciudad y sólo de pensar el numerito que habría montado su madre en la comisaría…

Sabía que Fiona no se iría de casa sin más y, al escuchar su carraspeo, se volvió lentamente, observándola desde las escaleras. Era la primera vez que la miraba y sus grandes ojos azules mostraban cierta culpabilidad, además de vergüenza. La sombra y el lapiz negro que había aplicado al salir de casa ahora formaban un par de manchones negros después de una noche agitada. En otro momento habría sonreído ante un comentario como aquel. Que su hermana embarazada amenazara con matar a quien quiera que le hubiera hecho la herida en el labio era algo bastante cómico, pero Willow supo ver que aquel no era el momento de reír. Fiona hablaba en serio. La miró en silencio un par de segundos más y bajó la mirada a sus pies. Iba a morderse el labio inferior y se arrepintió en el momento en que sus dientes acariciaron la herida, tocándosela después con la yema de los dedos. Se había olvidado de ella.

-Hubo una pelea. –respondió en voz baja-. No sé quién empezó ni por qué. Me metí para intentar separar a la gente y terminé así. –agregó, encogiéndose ligeramente de hombros-. Siento haberte sacado de la cama a estas horas. –alzó la mirada, ligeramente vidriosa, de nuevo hacia su hermana-. Cuando vuelvan papá y mamá te devolveré el dinero de la fianza. –le prometió.

Y allí se quedó, parada en las escaleras, sin saber muy bien qué hacer. Por una parte le habría gustado quedarse sola, pero, por otra, quería que Fiona se quedara a pasar la noche con ella y que la abrazara. Quería volver atrás en el tiempo y regresar a aquella época en la que su hermana seguía viviendo con ellos y podía ir a invadir su cama casi cada noche, sin que ella se quejara por aquel gesto infantil. Jugueteaba distraídamente con un anillo de plata que había pertenecido a Fiona y del que ella se había apropiado el día en que la chica se fue de casa.



.dreamers dream, fools believe and liars lie.
avatar
Willow R. Martin
Novato
Novato

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Fiona J. Martin el Jue Ene 19, 2012 2:57 am

Fiona seguía allí, de pie, no sonreía, claro que no, pero eso tampoco significaba que estuviera enfadada con Willow, no lo estaba, no quería parecer que lo estaba, pero no podía evitar sentir, en su interior, un poco de rabia, porque quería saber que había pasado para que su hermana, la que para ella siempre sería su frágil hermana, hubiese terminado con el labio partido y la camiseta rota, por no mencionar aquel pelo revuelto y su maquillaje demacrado a causa, tal vez, del sudor a causa de aquella pelea o del baile anterior a esta. Odiaba no comprender lo que ocurría, quería pensar que eso era normal, para ella lo era, para la Fiona del pasado algo como eso hubiera sido normal, pero para su hermana menor… no, simplemente Fiona nunca había visto de ese modo a Willow, tal vez se había centrado demasiado en si misma y no se había dado cuenta de que su hermana había cambiado.

La miraba des de su posición, mordiéndose débilmente tanto el labio superior como el inferior mientras escuchaba todo lo que decía al mismo momento que pensaba, pensaba y volvía a pensar en que narices podía hacer en un momento como aquel a parte de abrazar a su hermana, decirle que iba a matar a quien le hiciera daño o quedarse dormida al lado de ella. – No me preocupa que me devuelvas el dinero de la fianza, no quiero el dinero, tampoco me importa si no quieres decirle nada a papá y mamá, aún que supongo que el labio partido algo tendrás que decirles – se paró un momento, apartando la mirada de Willow, tomando aire. – Lo que me importa es saber porque te metiste en una pelea, o porque estabas con la gente que vi en la comisaria. No voy a juzgarte, no lo voy ha hacer, pero quiero saber porque, de repente, eres una persona distinta de la noche al día – Fiona alzo su mano derecha hasta su rostro, pasando sus dedos índice y corazón varias veces por el puente de su nariz, intentando pensar lo más rápido que pudiera que hacer en aquella situación tan tremendamente extraña para ella. Se movió varios pasos para acercarse donde estaba Willow, aunque sin llegar a subir ninguno de los escalones que la hubiera dejado cerca de su hermana. – La primera regla de las peleas es que si no va contigo, no te metas, en serio, no vale la pena, porque sino terminarás tan horrible como ahora – bromeó, a medias, porque de verdad no quería que se volviera a meter en una pelea, Willow a sus ojos era muy frágil, y verla en ese momento tal como estaba en frente suyo solo hacia que aquello se confirmara en su mente.

Lo próximo que la hermana mayor hizo fue, al fin, subir aquellas escaleras hasta llegar al lado de Willow, abrazándola por unos pocos segundos para después dejar su brazo sobre los hombros de esta y empezar a caminar hacia arriba. – En serio, te ves horrible – dijo mientras la apretaba más contra ella, soltando luego una pequeña risa por su propia broma y mirando a la pequeña Willow con los ojos entrecerrados a causa de su enorme sonrisa. Recordaba perfectamente cada parte de aquella casa, sabia donde estaba todo, cada maldita habitación por eso, continuo perfectamente pegada a Willow hasta llegar a la habitación de esta. – Ducha, pijama y de cabeza a la cama – dijo mientras se separaba de ella, sentándose sobre la mullida cama de su hermana menor. Estuvo a punto de decirle que se tomara algo para no tener resaca al día siguiente, pero, supo, en cierto modo, que su hermana no estaba borracha, porque era ella, la de siempre, solo que con un aspecto distinto.



fiona martin

avatar
Fiona J. Martin
Neutros
Neutros

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Willow R. Martin el Jue Ene 19, 2012 10:25 am

Sabía que había sido un error meterse en medio de aquella pelea. Sus heridas, golpes y desgarrones en la ropa, así como el maquillaje corrido y el pelo revuelto, daban fe de aquello; pero ¿qué iba a hacer? ¿Dejar que sus amigos pelearan sin intentar hacer nada para evitarlo? Ella no era el tipo de personas que resolvía las cosas mediante golpes, nunca lo había sido y nunca lo sería. Una cosa muy diferente era dejar de lado a sus amigos cuando la necesitaran. No, nadie pidió que se metiera en aquel lío, ya fuera para mediar o para ayudar con sus pequeños puños. Ella lo había hecho por iniciativa propia y estaría dispuesta a cargar con las consecuencias de todo aquello. No habría podido soportar las miradas de los demás, si se hubiera mantenido al margen. Fiona no sonreía, aunque tampoco esperaba que lo hiciera. No sabía cómo iba a reaccionar su hermana mayor, aquella a la que tanto admiraba y que en tantos líos se había metido cuando tenía su edad. Willow aspiraba, tal vez no a ser como ella, pero sí a sentirse la mitad de segura de sí misma de lo que su hermana estaba. Thomas tenía el respeto de sus padres y de medio mundo, puesto que había conseguido llegar a ser un importante abogado. Fiona tenía a Jackson –a pesar de que ellos dos se empeñaran en asegurar que no eran más que padres de la misma criatura- y el bebé que llegaría en unos meses. ¿Qué tenía ella? Tenía su baile. Eso era todo lo que ella había conseguido llegar a ser en sus diecisiete años; una bailarina más o menos buena que aspiraba a entrar en Juilliard una vez abandonara el instituto –algo que nadie sabía todavía-. Quería tener algo más. Quería ser algo más. Llevaba mucho tiempo pensando que ser la frágil bailarina a la que sus padres adoraban y sus hermanos protegían no era suficiente. Quería demostrar que podía valerse por sí misma.

Finalmente, su hermana mayor comenzó a hablar y Willow escuchó sus palabras con atención, aunque su mirada celeste estaba fija en la punta de sus pesadas botas. Quería que Fiona se acercara a ella y la abrazaba. Era consciente de que su hermana tenía razón; pero ella no lo entendía. Ella nunca se había sentido como ella. Estaba segura de que Fiona nunca se había sentido pequeña, frágil e inútil. Por supuesto que no. Se acarició ligeramente la herida. No había pensado en eso ¿Qué iba a decirles a sus padres al respecto? Ella no era una buena mentirosa y tampoco sabría inventar una historia realista que explicara lo sucedido.

-Son mis amigos. –respondió ella-. No son tan malos como crees. –aseguró, aunque tampoco estaba demasiado convencida de ello. De todas maneras, la habían tratado bien y sabía que estarían allí para ayudarla-. Hay que defender a los amigos ¿no? –preguntó, alzando la mirada ligeramente hacia su hermana mayor, que se había detenido al pie de las escaleras.

Había esperado aquel momento desde que la vio esperándola en la comisaría. Willow se acurrucó entre los brazos de su hermana en el mismo momento que sintió como estos la rodeaban, aunque apenas fueron unos segundos. Fiona hizo otro comentario sobre su aspecto desastroso y ella sonrió ligeramente al ver que su hermana hacía lo mismo. Si hubiera llamado a Thomas, aquello habría sido algo completamente diferente. Las dos juntas emprendieron el camino hacia su dormitorio, que continuaba prácticamente igual que siempre. Las paredes pintadas en un suave tono amarillo pastel, las estanterías llenas de libros perfectamente ordenados, los CDs y DVDs colocados en su sitio de manera meticulosa, la bolsa de deporte que llevaba a las clases de ballet estaba junto a la puerta… Fotos de ella en diferentes exhibiciones de baile decoraban las paredes, alternando alguno de los pocos dibujos, hechos por ella, que dejaba que los demás viesen. Sin duda, aquella habitación contrastaba enormemente con la jovencita de pelo revuelto y ropas rotas que acababa de cruzar el umbral junto a su hermana mayor. Asintió obediente y sacó un pijama limpio del armario antes de quitarse las botas y dirigirse al cuarto de baño.

No tardó demasiado en volver, apenas unos quince minutos, después de una cálida y relajante ducha. Su melena oscura y ligeramente ondulada caía sobre sus hombros, algo húmeda todavía y el maquillaje había desaparecido por completo de su rostro. Se había puesto un pijama corto de color verde lima y no se había molestado en ponerse unas zapatillas. Llevaba una botellita de alcohol y unas gasas para curarse el labio. Podría haberlo hecho en el baño, sí, pero prefería volver junto a su hermana. Se sentó frente a su tocador, aunque no es que ella fuera el tipo de chica que usa demasiados productos de maquillaje. Fue en ese momento cuando le prestó mayor atención a la herida de su labio, así como a algunos pequeños arañazos y moratones que habían aparecido en sus brazos.

-¿Qué les voy a decir a papá y mamá? –preguntó, aunque era más bien una pregunta que se hacía a sí misma-. ¿Y a Thomas? ¿Qué le diré a Thomas? –aquello sí que le preocupaba algo más. Miró a Fiona a través del espejo durante un par de segundos, antes de mojar la gasa con aquel líquido desinfectante y acercarla a su labio inferior, haciendo una ligera mueca de dolor al sentir como la herida escocía al contacto con el alcohol.




.dreamers dream, fools believe and liars lie.
avatar
Willow R. Martin
Novato
Novato

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Fiona J. Martin el Dom Ene 22, 2012 4:17 am

Estando allí, sentada sobre la cama de su hermana, mirando a su alrededor por unos segundos ahora que ya estaba sola, sintió que tal vez en parte le hubiera gustado volver atrás, al día en que se fue de casa y deshacer todo lo que ya estaba hecho. Fiona nunca pensaba en aquellas cosas, Fiona nunca se arrepentía, pero por unos segundos, o a lo que ella le parecieron unos segundos, deseo volver atrás con tal de quedarse al lado de su hermana para que tal vez esa noche y el tener que verla golpeada no hubiera sucedido, pero no existían las vueltas atrás, y lo que había pasado ya estaba hecho, así que como siempre, Fiona continuaría sin arrepentirse, porque ya no iba a servirle de nada hacerlo, lo que ahora tenia que hacer era concentrarse en meterle en la cabeza a Willow que no volviera a pelearse, no porque ella no quisiera que lo hiciera, cosa que era cierta, sino porque no quería que terminara así más veces, era su hermana y verla de ese modo no se podía decir que fuera algo demasiado agradable, y bueno, si de veras creía que proteger a esos amigos era tan importante, al menos convencerla para que se apuntara a clases de defensa personal o algo por el estilo. Fiona intentó relajarse mientras escuchaba el agua caer tras la puerta del baño, no lo consiguió, se retorció las manos, suspiró sin darse cuenta y después alargo un tanto la manga izquierda del jersey que llevaba puesto con al de taparse hasta dejar solo cuatro dedos a la vista, haciendo lo mismo igual de metódicamente con la otra maga en cuando terminó con la primera, al final no pudo evitar que sus ojos se fijaran en la foto que Willow tenía en una de sus ordenadísimas estanterías.
En esta aparecían Thomas, Willow y ella misma, con una gran sonrisa todos en los labios. Willow, que apenas tendría tres años en aquella fotografía y ya se podía ver que era ella misma porque la mirada de ella siempre había sido inconfundible. Ver aquella fotografía la consoló, pensó que aun que ahora mismo no estaba segura de quien era su hermana o de que podía ella hacer para saber lo que ocurría, Willow siempre sabría que tanto Thomas como ella la querrían y estarían a su lado, no importaba nada más que aquello.

Al verla salir, la espalda de Fiona se puso algo más recta, ya que por el pasar de los minutos, había terminado por apoyar sus codos en sus rodillas teniendo por tanto toda la espalda curvada. Observo en silencio a su hermana, sonriendo levemente por el simple hecho de poder estar de ese modo, en casa de sus padres como lo habían hecho ya demasiado tiempo atrás, pasando un tiempo solo las chicas.

Alzó ambas cejas mientras pensaba que contestar a aquello, volviendo a ser por completo aquella despreocupada Fiona que era la mejor de las personas a las que pedirle una buena excusa para esos casos, o al menos, una buena salida de escape. Tardó algunos segundos más en tener algo en mente y fue entonces cuando volvió a mirar al espejo donde veía reflejada a Willow para encontrarse con la mirada de ella. – Tal vez podrías decirles, ahora que no están, que vendrás a pasar unos días a mi casa, y puedes quedarte hasta que todo esté algo mejor – comentó encogiéndose de hombros levemente, dejando caer aquella idea, la única que realmente se le ocurría para que no pudieran preguntarle por lo que había pasado, si no la veían con un corte en el labio no podrían saber que lo tenía y por tanto no podían hacer preguntas incomodas, tan simple como eso. – Thom… no lo se, supongo que lo único que puedes hacer con él es evitarle todo lo que puedas, porque si te pregunta estoy bastante segura que terminara sacándotelo todo y al parecer no quieres que lo sepa y no podemos decir que te pusiste a pelearte con alguna de las chicas de ballet porque sería capaz de ir allí para decirle cuatro cosas a la chica invisible que supuestamente te hubiera tocado – terminó Fiona, ya habiendo dejado de mirar a su hermana para ahora estar andando por aquella habitación hasta llegar tras de ella y depositar un beso en la coronilla de la muchacha. – Vigila donde te metes Willow, no quiero quedarme sin tía para mi bebé – comentó con una muy leve sonrisa en los labios, apartándose después un tanto para dejar sus manos sobre los hombros de su hermana, apretarlos por unos segundos y moverse hacia la puerta de la habitación que, por alguna extraña razón, habían cerrado, como si hubiera alguien más en la casa y quisieran que nadie las molestara allí dentro.



fiona martin

avatar
Fiona J. Martin
Neutros
Neutros

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Willow R. Martin el Dom Ene 22, 2012 9:21 am

A veces pensaba que se esforzaba mucho, tal vez demasiado, y que no conseguía nada. Le gustaban sus nuevos amigos, pero se sentía tan cómoda con ellos como con los antiguos. Se sentía tan cómoda metiéndose en problemas como cuando no los causaba. Siempre se había sentido pequeña y frágil y aquello no había cambiado al entrar a formar parte de la banda; seguía siendo uno de los eslabones más débiles –sino el más débil- de aquella cadena que formaban todos juntos. Seguía sin sentirse a gusto. Seguía sin sentirse ella. El único momento del día en el que se sentía completamente bien era durante las clases de baile, pero no podía pasarse el día bailando. Además, ella no quería ser sólo una bailarina, quería que todos vieran en ella algo más. Le gustaría ser más como Fiona, segura de sí misma, algo descarada, un alma libre. No le importaría parecerse un poco más a Thomas, que era el hijo perfecto, aquel que conseguía todo lo que quería. Y allí estaba ella, buscándose a sí misma, tal vez con demasiadas ganas, con demasiada intensidad.

¡Ni siquiera era buena inventando excusas! Siempre que había intentado engañar a alguien sobre cualquier cosa había fallado estrepitosamente. Su madre siempre le decía que había algo en sus ojos que no la dejaba mentir ¡Pues menuda maravilla! Además, tampoco le gustaba demasiado engañar a sus seres queridos. Algo diferente era pretender hacer algo que, en realidad, no hacía, como beber, fumar o tomar drogas. Era mucho más sencillo engañar a sus amigos sobre el hecho de haber bebido o no que intentar decirle a su madre que aquella herida en el labio había sido producida por su torpeza. Pero bueno, para eso estaba Fiona, que no tardó en ofrecerle su casa.

-¿Seguro que quieres que me quede contigo? No quiero molestar…

Sabía que si su hermana le había ofrecido quedarse en su casa era porque no representaría ninguna molestia para ella, pero tampoco quería ser un incordio o quedarse allí más tiempo del necesario. Sus padres no pondrían ninguna pega en que se quedara unos días con su hermana mayor, aunque estaba segura de que preferirían que se quedara en casa de Thomas, si pudieran elegir. Tratar con su hermano mayor sería algo muy diferente, por lo que, como Fiona había dicho la mejor opción era evitarle hasta que la herida de su labio mejorase. Puede que no pudiera mentir a sus padres, pero siempre conseguía ocultar ciertos datos; con Thomas aquello era imposible porque su hermano siempre conseguía sonsacarle todo tipo de información.

Terminó de curar su pequeña herida y depositó la gasa usada en la papelera antes de volver a fijar su mirada en Fiona, que continuaba caminando por la habitación. Sonrió levemente cuando su hermana mayor depositó un suave beso sobre su cabeza.

-No tengo planes de irme a ningún sitio. –aseguró-. Tampoco es que vaya metiéndome en peleas todas las noches...

La idea de ser tía le había hecho ilusión desde el primer momento. Estaba encantada con todo aquello de ser tía y de que su hermana mayor fuera a ser madre. Llevaba diecisiete años siendo la pequeña, aquella de la que todos cuidaban y, en unos meses, iba a haber alguien de quien ella pudiera cuidar. Se giró ligeramente en su asiento, siguiendo con la mirada a su hermana, que se acercaba a la puerta.

-¿Te vas? ¿No te quedas a dormir?

Quería que se quedara a dormir con ella, como hacían cuando eran más pequeñas. Habían sido innumerables las noches en las que Willow se había escapado de su cama para ir a refugiarse a la de su hermana mayor. Todos los niños, cuando tienen pesadillas, corren a la cama de sus padres o les llaman a gritos, ella siempre acudía a Fiona para que la reconfortara cuando tenía miedo de algo. Poco a poco aquello fue convirtiéndose en una costumbre más que en otra cosa; es más, muchas noches en las que su hermana mayor salía de fiesta y regresaba de madrugada, se encontraba a Willow acurrucada en su cama, esperándola.



.dreamers dream, fools believe and liars lie.
avatar
Willow R. Martin
Novato
Novato

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Fiona J. Martin el Jue Feb 02, 2012 10:12 am

Fiona sonrió ampliamente, como siempre que lo hacia cuando podía simplemente bromear con su querida hermana, ella lo era todo, no podía evitar pensar en Willow y pensar que era una de las únicas personas con las que estaba segura, con las que se sentía ella misma, con las que simplemente no podía parar de ser feliz, la había hecho feliz des de el primer día en que había nacido, cuando finalmente todos habían aceptado que iba a llamarse Willow y que la dejarían tomarla entre sus brazos antes que a nadie como si todo aquel embarazo hubiera sido mas por Willow, para intentar detenerla y tranquilizarla, que por ellos mismos. – Ni se te ocurra pensar que no puedes quedarte conmigo cuando quieras, mi casa es tu casa Will, lo sabes de sobras y ni se te ocurra hacerme repetírtelo – le dijo como si la sermoneara, como si eso de que le preguntara si la molestaría fuera el error mas grande del mundo, y es que lo era, porque Willow nunca la iba a molestar, era su niña y muchas veces hasta podía llegar a ser una de sus razones para levantarse de buen humor, Willow era especial, claro que lo era, pero no estaba segura de que su hermana pequeña se diera cuenta de lo especial que era.

Se aparto dos pasos de la puerta, no se iba, claro que no, no iba a dejarla sola después de aquella noche tan ajetreada, ni loca podría hacer aquello, menos cuando podía dormir en aquella enorme cama y hablar con su hermana durante mucho más tiempo, una oportunidad como aquella no la iba a perder. – No, no me voy a ningún lado – dijo acercándose de nuevo a Willow, sonriendo de forma suave, inclinándose un tanto para estar mas cerca de la muchacha. – Pero estoy muriéndome de hambre, lo que tengo dentro no me deja en paz ni a estas horas de la madrugada – comentó divertida antes de apartarse y volviendo a acercarse a la puerta. – Supongo que la cocina sigue donde siempre pero… creo que deberías acompañarme, por si me pierdo – la alentó mientras abría la puerta de su habitación, esperando a que, por supuesto, la morena la acompañara, como hacían de vez en cuando hace ya años, escapándose en las madrugadas para ir a robar un trozo de pastel o una terrina gigante de helado y comérsela a la luz de una linterna sentadas en las frías escaleras mientras intentaban, que no conseguían, no reírse ni hacer ningún ruido.

Apenas tardaron en llegar a la cocina, y Fiona se movió por ella como si nunca se hubiese ido de aquella casa, en ese momento ya no era como si hiciera años que no pisaba aquel lugar, no era una desconocida para aquella cocina, había pasado muchas horas allí, por supuesto no cocinando, pero si simplemente pasando el rato con las niñeras, o con los empleados cuando había alguna fiesta y su madre contrataba cocineros y un gran catering para que todo fuera de lo mas perfecto. La luz de la nevera alumbro por un segundo la sala, antes de que encontrase los interruptores de las luces más suaves de la cocina, aquellas que estaban medio escondidas bajo los armaritos que se encontraban sobre las encimeras. Su vista se volvió unos segundos hacia Willow, mirándola y mostrándole una más que enorme sonrisa antes de volver su mirada a la nevera y empezar a inspeccionar que quería comer a aquellas horas, tal y como hacia cada día en su propia casa, o en la de Jack, que solía estar siempre más repleta de comida.

- Este pastel de chocolate tiene una pinta realmente deliciosa, creo que me moriré si no lo pruebo – dijo mientras lo sacaba del frigorífico de forma dramática, como si pudiera caérsele de las manos en cualquier segundo y tener el máximo cuidado fuera lo más normal.



fiona martin

avatar
Fiona J. Martin
Neutros
Neutros

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 16/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Willow R. Martin el Jue Feb 02, 2012 11:21 am

Llevaba años viendo como muchas de sus amigas discutían con sus hermanas, ya fueran mayores o menores que ellas. Todas hablaban de peleas, tirones de pelo, discusiones por el mando de la televisión y un millón de tonterías más que Willow no llegaba a entender. Sabía que no era común que todo el mundo se llevara a la perfección con sus hermanos, pero tampoco creía que fuera normal estar gritando y discutiendo a todas horas. Ella nunca podría pelear con Fiona. Bueno, ni con ella ni con su hermano mayor. Willow había llegado cuando Thomas y su hermana eran más o menos mayores, así que, en vez de un estorbo, resultó ser un maravilloso juguete con el que entretenerse. La menor de los Martin nunca parecía molesta al recibir tantas atenciones de sus hermanos mayores. Le gustaba ir al instituto sabiendo que, de necesitarlo, tanto Fiona como Thomas estarían dispuestos a hacer cualquier cosa por ella. Sí, podría haber llamado a Thom desde la comisaría, pero sabía que iba a ser mucho más fácil tratar con su hermana. Sabía que ella la ayudaría a buscar algún tipo de excusa para contarles a sus padres y que, llegado el momento, le ofrecería su casa para pasar allí unos días, como acababa de hacer.

-Ya, bueno, pero no quiero molestar... Además, tampoco quiero llegar a casa del instituto y encontrarte con tu novio el actor haciendo "cosas". -arrugó su pequeña nariz ligeramente en un mohín de disgusto y dejó escapar una suave risa después.

Le gustaba Jackson. Le caía bien. Era un chico agradable y Willow estaba convencida de que sería un cuñado genial. Sin duda, el embarazo de Fiona había sido una gran sorpresa para todos y estaba segura de que no había nadie más emocionado con la idea que ella. Iba a tener alguien a quien cuidar, alguien de quien preocuparse. Iba a tener alguien a quien mimar y proteger como Fiona había hecho con ella. Claramente, no era igual una hermana que una tía, pero aquello no importaba demasiado a Will. Ella iba a estar allí para aquel bebé al que ya ansiaba conocer. Ella, con su nula experiencia en la vida, había comenzado a leer libros sobre el parto con imágenes demasiado realistas que le habían quitado las ganas de llegar a reproducirse en un futuro. Quería estar bien informada para, llegado el momento, evitar cometer cualquier tipo de error.

Le gustaba la idea de quedarse unos días con Fiona, aunque sabía que lo complicado iba a ser evitar a Thomas hasta que la herida de su labio hubiera desaparecido por completo. Quedaba a menudo con su hermano y si no lo hacía, el chico se pasaba a buscarla por el instituto o iba a la casa familiar en la que ya sólo quedaba ella. Sí, aquello iba a ser complicado. Siempre había sido más fácil tratar con Fiona, tal vez porque eran más parecidas, tal vez porque ninguna de las dos era tan perfecta o responsable como Thomas, tal vez porque las dos eran chicas. Había un extraño vínculo entre ellas que las mantenía unidas, incluso a pesar de haber pasado largas temporadas separadas. Willow disfrutaba de cada segundo en compañía de aquella a la que sus padres consideraban como "problemática". Sonrió ampliamente cuando supo que el motivo de que Fiona se hubiera acercado a la puerta era para ir en busca de algo de comer. Will se levantó de un salto de la silla y siguió a su hermana hasta la cocina.

Era como si el tiempo no pasara y volvieran a ser pequeñas, en una de sus múltiples escapadas a la cocina. Sí, aquellas huidas de madrugada en busca de dulces habían sido muy habituales, sobre todo aquellas noches en las que la cena dejaba bastante que desear. El enorme frigorífico de los Martin siempre estaba repleto de cosas deliciosas y, si había habido algún tipo de celebración importante, no era extraño encontrar pasteles y tartas de varios sabores. Willow se relamió al ver el pastel de chocolate y, mientras su hermana lo sacaba de la nevera, ella fue a buscar un par de tenedores. No, nada de platos. Encendió una de las luces y le tendió un tenedor a Fiona, antes de atacar a aquel dulce manjar sin más contemplaciones.

-Os echo de menos. -confesó después de tragar el primer pedazo de tarta- A Thomas y a ti. Todo esto es bastante aburrido cuando estoy sola.



.dreamers dream, fools believe and liars lie.
avatar
Willow R. Martin
Novato
Novato

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I didn't expect this {Fiona}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.