¿Existe algo peor que una vida superficial entre belleza, playa y rumores durante todo el año? Pensarás que no. Pero en California, más concretamente, en L.A, la cosa se puede empeorar. Y mucho. Están aquellos que gozan de una vida totalmente al estilo propaganda hollister, y están esos otros que su vida es un constante viene y va de conflictos, peleas callejeras y otros problemas sociales y personales. Pero cuando esta armonía se rompe y algo interfiere en la vida del otro, aparece esto, una bonita guerra de sociedad en bandeja de buffet. Suena típico, sí, sin embargo, no sabes lo interesante que puede ser y lo atractivas que son estas historias. Y los secretos que hay detrás de cada uno de ellos, es la guinda del pastel.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» No creo que lleguéis a leerlo peeeero...
Jue Abr 05, 2012 12:07 am por Shïva T. Ronnanbersch

» Registro de Avatar
Vie Mar 09, 2012 7:05 am por April S. Crawford

» Registro de Apellido
Vie Mar 09, 2012 7:00 am por April S. Crawford

» Wait a minute dear. {DT.Hayes}
Mar Feb 28, 2012 3:26 pm por Donovan T. Hayes

» ¿Qué estás escuchando?
Lun Feb 20, 2012 11:01 am por Sylvan A. Tarski

» • ...so she ran away in her sleep
Lun Feb 20, 2012 5:41 am por Oklahoma A. Holmes

» oh but you're an explosion {annelysse} {+18}
Lun Feb 20, 2012 1:26 am por Sylvan A. Tarski

» Ausenciaa !
Dom Feb 19, 2012 11:22 am por Frédèrick Accord

» Ponle pareja al de arriba.
Dom Feb 19, 2012 2:25 am por Oklahoma A. Holmes




































Hazel Straws

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hazel Straws

Mensaje por California Lifeguard el Miér Ene 04, 2012 10:10 am



"some of us are just out of place and can't belong anywhere"

Las calles de Los Angeles no tenían principio ni fin. Y siempre estaban llenas por un montón de gente que deseaba cosas diferentes para sus propias vidas, pero que no hacían nada para que se hicieran realidad esas cosas que tanto soñaban en obtener. Especialmente en la zona de Hollywood, la gente se apiñaba en rincones específicos, esperando ser los siguientes para la prueba en la que han sido inscritos. Buscan fama, ser reconocidos.

Ese día era especial para Hazel. Era su primer cásting para una agencia de modelos. Irónico que justamente ella quisiera ir a tal prueba, ¿no? Pero lo que ella quería era poder tener un trabajo y conseguir un sueldo más que considerable. Le habían peinado y maquillado. Sólo tenía que sonreír, caminar y mantener el equilibrio. No era tan difícil.

La gente le agobiaba, el número de chicas que estaban allí no se podía contar con el dedo porque te salías de la cuenta. Montones de grupos iban, volvían y se perdían por los múltiples pasillos. Un caos total, una desesperación. Esperó, deseando que fuera ya su turno, para acabar de una vez y salir del estresante lugar.

"¿Straws? ¿Hazel Straws?" dijo un hombre con una tabla minutos más tarde. Sí, era ella, ya le tocaba. La chica con cuyo nombre no tardó en responder. Por fin era su turno. Siguió e hizo todo lo que que le indicaron. Era el momento de la verdad, donde se lo jugaba a todo o nada. Sonrió como lo hacían todas las modelos, éso fue lo primero que se le ocurrió hacer, dejando de lado casi todo éso que había estado invadiendo su mente durante horas, incluso días. Sin embargo, el cómo caminar y todos los demás cómoes resurgieron, todas aquellas instrucciones que le habían dado para la ocasión.

Para Hazel, todo ocurrió con extremada rapidez, un visto y no visto. Al poco rato ya se encontraba saliendo del lugar por donde había entrado. Un peso menos, según ella. Pero aún quedaba lo peor, esperar la respuesta. Ella no esperaba saber si se convertiría en alguien de una vez por todas, no, para la morena ser modelo era como un oficio más.

Una vez fuera de donde todo había sucedido, miró atrás, por última vez. Allí fue cuando lo vio, ese rostro tan familiar, con la que había compartido muchos de los mejores momentos. No podía ser, ¿qué hacía allí? Se quedó observando, notando el cierto agobio y estrés que llevaba la persona a la que observaba sin cesar, no quería perderlo de vista. Pasados segundos, sus miradas conectaron, sus sonrisas se ensancharon casi al instante. Se acercaron, esquivando la gente del lugar. - Kristof, vaya, qué sorpresa. - y vaya sorpresa. Hazel no esperaba a hablar o incluso ver al mayor de los Jefferson hasta pasado todo ésto.

avatar
California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.