¿Existe algo peor que una vida superficial entre belleza, playa y rumores durante todo el año? Pensarás que no. Pero en California, más concretamente, en L.A, la cosa se puede empeorar. Y mucho. Están aquellos que gozan de una vida totalmente al estilo propaganda hollister, y están esos otros que su vida es un constante viene y va de conflictos, peleas callejeras y otros problemas sociales y personales. Pero cuando esta armonía se rompe y algo interfiere en la vida del otro, aparece esto, una bonita guerra de sociedad en bandeja de buffet. Suena típico, sí, sin embargo, no sabes lo interesante que puede ser y lo atractivas que son estas historias. Y los secretos que hay detrás de cada uno de ellos, es la guinda del pastel.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:32 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado / A.Normal
Sáb Sep 29, 2012 1:46 pm por Invitado

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación //NORMAL//
Vie Ago 03, 2012 8:50 am por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Sáb Jun 30, 2012 10:04 am por Invitado

» The Afterlife Oblivion (normal)
Vie Mayo 04, 2012 6:55 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Miér Mayo 02, 2012 3:33 am por Invitado

» Quimera Asylum {Normal}
Miér Abr 25, 2012 10:14 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Miér Abr 25, 2012 1:38 am por Invitado

» {+18} CALAPALOOZA ~ Berkeley, University of California
Miér Abr 11, 2012 9:53 am por Invitado




































Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Miér Feb 08, 2012 2:17 pm

Lo había mirado, una…dos veces. Pero la noche no era más que una incertidumbre para mí. Por la mañana, había estado en el estudio, donde me pase la mayoría del tiempo en medio de tantas manos. Me maquillaban por un lado, me arreglaban el cabello por el otro lado y al final, no era más que el preparativo para la prueba de vestuario. La toma de fotografía para ordenarlo en un mural. El orden era lo más importante, pero lo bueno es que yo no estaba a cargo. Yo solo estaba a cargo de esas preciosas prendas de vestir. Un bonito vestido, que llegaba hasta por arriba de la rodilla, y luego tenía otra capa de tela vaporosa y transparente, tonos en gris oscuro. Era invierno, por supuesto, los colores de las temporadas eran lo mejor.

Era una de esas pasarelas de bonita sencillez. Dónde sacan un buen grupo mientras caminamos un poco, posamos y luego regresamos. Lo mejor de esos eventos, es que hay demasiados productos, volando por doquier, sustancias que podían inhibir a cualquiera. Pero yo había pasado de eso, hace mucho tiempo. Había estado sentada frente a mi respectivo espejo, mientras me aplicaban un leve rubor. Lo vi pasar, su reflejo en el espejo, alto, cabello castaño ¿Un nuevo? . Fruncí el ceno al instante y en cuanto desapareció, no hice más que seguir seria, asintiendo, alagando a las maquillistas, que no eran más que mis…sirvientas por un día. Las luces de atenuaron en el exterior, cerca del escenario y era hora de ser la chica más feliz de todo el mundo, a la cual, le encanta caminar, que la miren. La sonrisa al aire, la expectación, un paso delante de otro, una pose. Y me atrevía a mirar a uno de los que estaban en la primera fila, los más ricos, por supuesto.

Y me olvido de ello, nunca más lo volvería a ver, porque mi carrera estaba en camino, no empezaba, pero tampoco terminaba. Me he dejado el maquilla de noche que me han aplicado antes y he tomado unas cuantas prendas que me habían regalado en las pasarelas anteriores. Un simple jean negro y una blusa floja de un solo tirante, cayendo por mi clavícula y atorándose en mi hombro. En el tocador de cada una, ya hay una invitación al Black Box. Hago una mueca, ¿debería? Sonrío, claro que sí. Mando un mensaje a mi padre y me adelanto con las chicas hasta la limusina que nos espera fuera.

De un momento a otro, ya estoy tumbada en un sofá, sonriendo como tonta, mirando como los pocos chicos se regocijaban entre tantas modelos. Solo hay un joven, que no sé decide entre poner su brazo por sobre mis hombros o no, mejor que se mantenga alejado. Y es cuando vuelve a aparecer, de reojo. Tontea con unas chicas y vuelvo mi atención al chico que se atrevió a ponerme un brazo por encima, me incorporo con un poco de delicadeza y aviso que voy al tocador. Las luces son cálidas y el olor a vino me embriaga. ¿Debería de regresar ya? Niego con la cabeza, aún no. Un minibar, como si fuera una gran mansión, pero hay cuatro, uno en cada esquina, lo demás, es una autentica copia de una mansión de ricachones que tiene una gran fiesta. En cuanto paso a su lado, lo choco “por accidente”.

-Mira por donde te detienes- alzo una ceja y lo “ignoro”. Siguiendo mí pasó hasta el baño de chicas. Dentro, me lavo las manos, y arreglo mi cabello, me miro el maquillaje y la ropa. Cuando estoy lista, vuelvo a salir…
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Sáb Feb 11, 2012 6:26 pm

Buscando inspiración...inútil, era inútil buscar algo que se supone debería de llegar de manera fácil, simple, como siempre. Pero, hoy era uno de esos días, de esos malditos días, en los que no tenia nada, ni una frase. Ni una sola nota. A veces las veía, en el aire, escondidas entre los sonidos de la vida, por eso mismo era que vivía donde vivía. En el centro de la ciudad, si bien el apartamento no era una mansión, y no porque no quisiera que lo fuera, si no porque que haría con tanto espacio solo. Un piso era más que suficiente, incluso para las fiestas. El punto, es que, no necesitaba más que salir a la terraza, recostarme en el barandal y poner todos mis sentidos alerta, dejar que ellas vinieran solas. Eso, era el pan de cada día de alguien que había nacido con un Don. Igual que mi nombre, al igual que yo.

Pero, había días en los que no era tan fácil, no quería, se volvían caprichosas y egoístas, se guardaban para ellas o pero, para otros. Y era cuando tenía que recurrir a la libreta roja, la libreta donde tenía a todos mis proveedores. Listos para darme lo que yo quisiera en la cantidad que deseara. Marque el primer número. Marcos, a siempre vista parecía el hombre mas normal del mundo, claro que si le aumentas sus millones, las fiestas privadas a las que asiste y las mujeres por las que paga, quizá normal sea un concepto muy corto para el. Me dio lo que quería, una cita. ¿En una pasarela? Marcos, cada día estaba peor. El evento, no era nada que no hubiera visto, últimamente en estas cosas se daba todo. Vestido con solo lo mejor, porque claro habría fotos y todo mundo querría tener una palabra mía, una foto conmigo y no podía dejar que me vieran con cualquier cosa, a pesar de que con cualquier cosa me veía mejor.

"Aburrida...anoréxica...flácida...demasiado larga... ¿Verde?" Cruce una pierna sobre la otra, no me gustaban mucho las modelos, excepto una que otra, pero es que la mayoría parecen una copia de la misma, nada de personalidad, ni de originalidad. Excepto una, piernas largas y llenas, no como las flácida de las demás. Cabello oscuro y ojos azules con mirada fija, se atreve a mirarme y a... ¿Sonreír? No sabría decirlo. Ella cerro el desfile, a pesar de que había sido diferente, tenia asuntos importantes que atender antes de ir a por la guapa de ojos azules. Espere que Marcos me vislumbrara sin acercarme, mientras más lejos estemos mejor. Pero no me ve, una mesera se acerca y me entrega una invitación al Black Box. Ruedo los ojos, ¿Que no hay otro lugar? Ya había ido tres veces en la semana y salido con tres...o cuatro, chicas diferentes de ese sitio.

Solo una copa, solo una copa para aligerar la espera, casi a había olvidado lo mucho que le gusta el suspenso. Bueno, si tenía que esperar, no iba a esperar solo. Comienzo a hablar con una rubia de ojos verde vomito, que no deja de hablar acerca de la pasarela y las revistas y no sé que pavadas mas. Tonterías, cariño que estés buena no significa que tenga que escuchar cada palabra, pero si eres feliz pensándolo por mi mejor, así no se quejara en la mañana. Entonces, la veo, sentada en uno de los muchos sofás, junto con un grupo de modelos y al lado de un chico torpe que no se decidía en si abrazarla o no. Que patético.

Se levanta y también lo hago yo, no se porque lo eh hecho, la chica de ojos azules me había gustado, pero nada mas, no la iba a buscar, yo no buscaba a nadie, la costumbre era al revés. Intento prestarle un poco de atención a la rubia, pero no, su conversación es tan obsoleta que no me convence para escucharla. Me chocan lo suficiente para moverme y giro la cabeza, tan pronto habla se va, directo a los sanitarios. ¿Me han dejado con la palabra en la boca después de empujarme? Ah no. No la sigo, si lo hago tendría que quedarme parado fuera del sanitario y eso no es lo mio. En cuanto sale, me alejo de la rubia y me acerco a ella, con andar seguro y ligero. No tengo prisa, para nada.

-Hey guapa, me has chocado hace un segundo - le dije acercándome para que me escuchara, pero no lo suficiente para incomodarla. - y me preguntaba, creo a verte visto en algún lado - la mire a los ojos, alzando una ceja fingiendo pensar - ¿No eres tu una de esas flacas modelos haces unas horas? Juro ver que me has sido la que me ha sonreído - Sonreí con suficiencia, a los ojos Donovan, no bajes la mirada a su cuerpo que te ganaras una cachetada antes de tiempo y el principio ya había sido interesante.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Lun Feb 13, 2012 1:00 pm

Debería de hacer lo de siempre. Atontarme con el vino, jugar con los chicos y enseguida, dejarlos, dejarlos, abandonarlos y no darles ninguna esperanza. Más bien, es lo que había hecho ahora mismo con el chico en el sofá. Me había incorporado en cuanto había sentido que se acercaba más y con mis acciones, había quedado un “no me interesas” en corto. Suspiro una vez, frente al espejo. Mirándome a los ojos, y diciéndome a mi misma que hay veces en que debería de dejar de fingir mi propia vida perfecta, pero era tonto, porque no quería que nadie más tocara mis sentimientos.

En cuanto abro la puerta y salgo, levanto la barbilla, para que sepan los demás, que estoy bien, que siempre soy perfecta, y que nadie podrá conmigo. Sonrío hacía los chicos que me saludan o me miran con aquellos ojos, insensatos, inconscientes de que eso no nos gusta a las chicas. Porque hay veces que preferimos, más el respeto a otra cosa. Y adelanto la mirada, para mirar al frente, y lo veo, que se acerca con seguridad y me detengo. Se me entreabren los labios de la sorpresa, porque eso es, sorpresa, nadie se acerca después de que lo choco, a menos de que sean muy valientes, ellos valen la pena. Tiene una mirada que se siente a la distancia y una presencia que puede hacer temblar a cualquier chica. No estoy temblando, no aún. Y se planta frente a mí, es más alto que yo. Su cabello tiene un deje de desorden, ojos claros, pero no llego a distinguir el color, por la luz del lugar. Alzo una ceja y dejo de sonreír ¿Guapa? ¿Enserio? ¿Qué lo he chocado? Que equivocado estaba, se había puesto en mi camino. Y ahora sonrió con algo de ironía.

-Gracias, me lo dicen muy a menudo- por lo menos sabe respetar el espacio vital de una chica. Pero bueno, si así quiere jugar, a hacerse el inocente y echándome todo el peso, doy un paso corto, sin quitar toda la distancia, pero sin dejar demasiada, como antes. -En realidad, te has puesto en mi camino, amigo- alzo mi mano derecha, para darle unos leves golecitos en el hombro izquierdo. Y me quedo helada ¿le sonreí? Solo sé que lo había mirado. ¿Flacas modelos? Mi ceño se frunce por un segundo, pero regresa a la normalidad -Perdón, pero no sonreímos durante la pasarela ¿Algo más?-y miro por sobre su hombro. Una rubia que me mira de malas y a lo lejos, mis compañeros, amigos, lo que sea que sean. No quería regresar, precisamente con ellos. Vuelvo la mirada al “amigo” -Porque me están esperando- y a propósito, me muerdo el labio inferior, con algo de inocencia.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Lun Feb 13, 2012 3:20 pm

Se acerca un poco más y desvió a la mirada, faltando de interés, su respuesta era tan común, y yo lo había dicho como un hecho factible. Era guapa, sin dudarlo y viéndola de cerca, tenía unos labios y un trasero que eran mucho más interesantes que los de la rubia plástica detrás mio. Rodé los ojos, pero me fije cuando me pega en el hombro, no lo suficiente fuerte para que me queje. Pero me ha tocado, nadie me toca sin mi permiso y mucho menos una chica, por mas guapa, alta, ligeramente bronceada, con un trasero de muerte...bueno quizá si. -Que divertida coincidencia, a mi me chocan muy a menudo, chicas guapas como tu. - respondo alzando la barbilla de forma superior. Tengo que admitir, que para a ver pasado cinco segundo con la chica, ya me ha llamado lo suficiente la atención, como para no querer regresar con la rubia descerebrada y que siga tratando de explicarme alguna de sus travesías.

-Así que no me cruzo en el camino de nadie, seria esforzarme demasiado - Digo, de forma simple, pero sin perder de vista cada uno de sus movimientos, rodé los ojos cuando vi el pequeño gesto que hizo al ver sobre mi hombro, no me moví, seguro veía a la rubia descerebrada -¿Ah, no lo hacen? ¿Con quien debo quejarme? Estoy seguro de que lo hiciste, no te culpo - me acerque un poco mas, para que dejara de ver a quienes estaba viendo. Me tenía en frente, y era todo lo que debía ver. - Quejarme...de que no tuve la oportunidad de responder - bufe cuando dijo que la esperaban. -Guapa, olvídalos. No te interesan lo suficiente - si lo hubieran hecho desde hace mucho ya tendría la cara surcada con la hermosa marca de su mano. -Ven conmigo guapa, eres demasiado para ellos - dije, no iba a dejar que se fuera. Como dije, me había impresionado lo suficiente como para quedármela... mientras el encanto duraba.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Mar Feb 14, 2012 2:00 pm

¿Acaba de ignorarme? Claro que lo ha hecho ¿Por qué lo ha hecho? Hace mucho que no me molestaba por algo así, en realidad, me daba igual que los chicos me hicieran caso, o no. A fin de cuentas, solo hago caso a los que de verdad me interesan. Aquí, el amigo, me interesaba, aunque sea solo un poquito, aunque sea para joder a la rubia esa. Sonrió, como si no me importase lo patán que puede ser. Y suelto una risa fingida, porque sinceramente, no me ha dado nada de gracia. ¿Qué lo chocan chicas guapas como yo?.

-No, cariño. Yo no te he chocado, no suelo chocar con…las personas simples y comunes- ellos me chocan a mí, pero no lo voy a decir, no me quiero ver igual de engreída de cómo se está viendo el. Muerdo mi lengua, habla mucho y no dice nada. Engreído, querido. Eso es lo que hace. Se ha acercado un poco, y no me alejo, porque sé que quiere mi atención ¿la quiere?. -No sé, no creo que acepten tus quejas- solo estoy intentando hacerlo enojar, y también lo sé. Hacer que no me interesa y que es muy común, cuando en verdad, puedo decir que es el único que chico que ha despertado una especie de interés. Especie, no interés.

Sonrió victoriosa cuando dice que ellos no me interesan. Doy un paso hacia atrás y lo miro a los ojos, aquella mirada bañada de inocencia, pero a la vez se nota que es solo una máscara. Hago una mueca. Me estoy pensando todo. ¿Qué quiere? ¿Soy demasiado para ellos, pero para el…soy perfecta? ¿A que se refiere? -No sé qué intentas, pero no te conozco- intento hacerme a un lado para poder dejar esta conversación, pero un camarero ha decidió que sería interesante chocarme con una bandeja de bebidas sobre la mano, tirándome todo sobre la blusa. Lo primero que hago, es mirarlo mal, lo segundo, miro mal al “amigo” y me quedo estática. -Está bien, lo que sea porque me saques de este incomodo lugar…- bajo la mirada a mi blusa y alzo una ceja, regreso la mirada. -…y de está ropa mojada-pero necesito mi bolsa, que está a un lado del chico que antes había intentado ligar conmigo. -¿Qué dices?- era una propuesta interesante, viniendo de mi, para un desconocido.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Mar Feb 14, 2012 4:03 pm

La nena al parecer es de asimilación lenta, me ha dicho que no sabe lo que intento cuando por esas palabras ya tendría a la rubia de atrás, comiendo de mi mano. Sonrió interesado cuando decide marcharse, no la seguiría. Dejaría que se fuera, que se sentara al lado del tipo que trata de conquistarla y después haría una cómoda aparición, diciendo...algo se me ocurriría para sacarla de ahí. Pero el destino esta a mi favor, como siempre, y un mesero pasa en el momento exacto, en el que la chica de los ojos azules da si quiera un paso y...le tira todas las bebidas encima. Me rio, mas por la expresión de enojo que le da la muchacha al estúpido camarero, que por la acción misma.

Me acerco un poco y alcanzo a escuchar que acepta irse conmigo, me rio levemente y cuando ve su blusa mojada también la miro, mas del tiempo necesario...si era mas que necesario salir de aquí. Pero yo tenía asuntos, quería mi paquete especial y lo necesitaba, era demasiada la presión que sentiría en la cabeza si yo no conseguía las pastillas. Estaba consiente de que estaba siendo mas brusco de lo que siempre era. -Entonces, será mejor que nos apuremos - le digo, apenas escucha lo que digo y camina hacia su grupo de amigos, la sigo a cierta distancia, les dice algo y toma lo que vi, era su bolsa justo al lado del estúpido muchacho que trataba de enredarla. El chico comenzó a hablarle y ya me imaginaba lo que le estaba diciendo, así que me acerque, tocando su espalda para hacerme notar.
-Vámonos, la noche es larga y no puedes seguir así - le digo, sonriéndole de forma encantadora, a ella y a sus amigos, efecto inmediato en todos. Excepto en ella. Pero no me niega.

La tomo de lado por la cintura, y justo me llega el mensaje al celular. Estaba en la parte de atrás, en la zona aun las elite de la que estábamos, tras una elegante puerta roja, custodiada por un par de gorilas ¿A que no se saben divertir? Me acerque, llevándola conmigo y nos pare al lado de la puerta, me gustaría que entrara conmigo, pero estaba mojada y no soy especialmente bueno en soportar las frases sugerentes que puedan darle. Y debía controlarme. Me puse frente a ella y le sonreí, me acerque mucho -Prometo que te sacare de aquí, dame un segundo, tengo un asunto que terminar. No tardare - le dije, así de cerca como la tenia no pude evitar darle un beso en la mejilla. Demasiado dulce que me dejo sorprendido. Me aleje y le dije -No te vayas - pero no creo que lo escuchara frente a todo el ruido. -Hayes, me esperan - les digo a los gorilas, quienes me abren la puerta.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Mar Feb 14, 2012 4:34 pm

No dejo de asombrarme con cada una de las acciones de este…niño. Quiero decir, lo normal es que debería de ser de esos chicos inseguros de toda la vida, que no pueden acercarse a una chica…como yo. Ha reído, hace años que no escucho una risa sincera, pero ¿se ríe de mi o del maldito camarero? Me muerdo la lengua, mientras me doy cuenta de que su mirada se clava en la parte de la blusa empapada, es obvio, llevo media manga escurriendo por mi hombro, dejando ver el escote de mi ropa interior negra, de encaje. Por dentro, deseo que no aparte la vista. Por fuera, solo quiero que se aparte. ¿Qué pasa conmigo?. Me pego, me pego mentalmente y comienzo a caminar hacía donde están mis compañeros. Me inclino un poco, para tomar la bolsa, pero ya comienza a hablarme. ¿Qué? No, no quiero quedarme, sonrisas encantadoras y esas cosas, para deshacerme lo más rápido que pueda, de el cobarde.

Siento un leve toque en mi espalda y me incorporo de inmediato, tensándome un poco ante su tacto. ¿Qué es lo que hace?. Sonrió en cuanto el lo hace, y me hago la chica encantada, pero no lo estoy, espacio, aún tiene cosas importantes que decirme, como su nombre, por ejemplo.

-Claro que la noche es larga, cielo- y estoy a punto de alejarme de su tacto, pero sé que no me dejaran irme, si me ven renegada ante aquella compañía, así que me siento complacida cuando me sostiene con seguridad, por la cintura. Se me va el aliento, unos segundos y lo recupero. ¿De dónde ha salido este hombre? Me guía entre las personas y mira su móvil. Vaya, vaya, así que era una persona ocupada. Me lleva hasta la puerta roja, si ¿De verdad? Estoy a punto de soltarme y darme la vuelta, pero antes de que siga pensando que quería un lugarcillo de esos….para aprovecharse, me dice que espere ¿Qué espere? ¿Enserio? ¿Quién lo ha golpeado en la cabeza? Estoy segura de que alguien lo golpeo cuando pequeño. No digo nada, porque no quiero prometer nada, y me quedo estática. Mis ojos se abren más de lo normal. Un beso en mi mejilla, tan delicado, como si fuese la chica de porcelana y se aleja hacía el interior.

El pilar se me queda mirando…hombre, gorila, lo que sea. Con una ceja al aire y la mirada en interrogación. -Si, ya sé que no debería de esperarlo- entonces ¿Por qué lo hago? Regreso por la zona vip, hasta que encuentro una chaqueta de cuero, más o menos decente. Vuelvo por sobre mis pasos a la puerta roja y me saco la blusa, en frente del gorila, la tiro a un lado, porque tengo demasiadas y me pongo la chaqueta negra encima del sostén, es ajustada de la cintura y solo abotono dos partes, dejando un poco de escote al aire. Sonrió, saco un billete grande, se lo extiendo y me abre la puerta.

Dentro, está dividido en cuatro secciones privadas, tengo que ver dónde está. Me adelanto hasta las del final, una, nada, dos nada y cuando estoy pensando que en la tercera, no está. Corro las cortinas, en la mano, tiene una especie de…yo sé lo que es, y en la otra, dinero. Mientras que una chica está encima del desconocido y otra chica está a punto de encimarse sobre mi hombre. ¿Mi hombre? Mi ceño se frunce, enserio. Suelto mi bolsa, a un lado, y doy dos pasos, hago a un lado a la….furcia. Sonrió de buenas a él “amigo”, miro su mano con la mercancía, alzo una ceja, nada tiene sentido. Solo sé que no quiero tener nada que ver con ello, no ahora. Llego hasta estar al frente de él y me inclino, solo un poco, apoyando mi mano derecha en el respaldo rojo, detrás de su cabeza. -Vamos, no lo necesitas, no esta noche- me sorprendo de mis palabras, me sorprendo de mi misma, pero más me sorprendo de lo idiota que me estoy mirando. Porque no puede ser posible aquella vaga preocupación. Y si me contradice, y lo lleva, sé que hare mal. Yo y mis mentiras.


avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Miér Feb 15, 2012 4:32 pm

Cruzo la puerta con seguridad, aun mas de la que siempre cargaba, esta gente no me caía bien. Si podía no trataba con ellos, tan solo lo necesario para que cada vez que necesitaba una pequeña carga me la proporcionaran, nunca había recibido un mal trato dado que siempre pagaba en el momento de la transacción. Y no los volvía a ver hasta dentro de un mes, mes y medio si tenia la suerte necesaria para que la inspiración surgiera sin necesidad de ellas, si tomaba mas...bueno, no terminaba tan bien, mas de una vez había terminado en el hospital y eso porque tenia alguna chica que pensaba con una de las dos hormonas que tenia la usaban para llamar al 911 para que me ayudaran. Si hubiera estado solo en aquellas ocasiones probablemente no lo contaría.

Una chica, morena con un vulgar vestido rojo escotado hasta el infinito, espera a que le ofrezca mi brazo. La miro despectivo, ¿De verdad cree que voy a tomarla? Alzo una ceja y sigo mi camino, no es la primera vez que Marcus me cita en ese lugar así que ya se en donde buscar. Sala numero cuatro, la más solitaria. Dentro sonreía con un gorila tras de él y cerca de cinco chicas dispuestas a complacerlo por su dinero y por producto gratis. -Muchacho, estaba empezando a pensar que no vendrías - le dice, con voz pausada. Le sonrió y me siento frente a él, desenfadado. Aunque, si tengo que admitirlo, estoy un poco nervioso. ¿La chica de ojos azules se abra ido? -Sabes que siempre cumplo, cuando se trata de negocios - imite descaradamente el mismo tono de voz que había usado conmigo y él lo sabe. Se ríe, tose pero aun así es capaz de darle otra calada a su puro cubano. Le hace una seña al gorila de atrás y este me lanza lo que quiero. Las pastillas de colores, respiro tranquilo y saco el fajo de billetes del fondo de la chaqueta.

Una de sus muñecas se acerca a mí, honestamente no la noto. Tan solo de pensar en lo sucia que estaba me producía demasiado asco como para querer tocarla, recuerdo la cantidad de dinero en mi mente, solo por precaución. Cuando de pronto la cortina se abre y entra...la chica de los ojos azules. La chica a la cual le había dicho que me esperara por que estúpidamente me había preocupado por su seguridad y vean. Ella se metía por su propia cuenta y...hace algo que no me espero. Se inclina y me cubre de Marcus, me dice que no las necesito, no por esta noche. Me sale media sonrisa, que detalle. Quizá, pero aun tenía las siguientes noches y no pensaba pasarlas en blanco. Me levanto junto con ella, y le doy el dinero al tipo. Marcus ve a mi chica con interés, me molesta, se que si de otra se tratara dejaría que la mirara sin sentir nada. Pero me molesta así que la abrazo por la cintura, teniendo especial cuidado en poner la palma sobre el inicio de su trasero. -Es Zoik....mi chica, es bastante rebelde - El ríe ¿Me entiende? Quizá así que también rió, me hace una señal para que pueda salir, guardo la mercancía en la chaqueta y salimos de ese lugar. No obstante cruce con ella hasta la salida final.

No la suelto, una mirada rápida a su rostro, no parecía afectada. Bajo la mirada ¿Donde había quedado su blusa? No importa, me gusta y...vaya, del escote de esta note el delicado encaje de sus sostén, me acerque a su oído -¿Donde quedo tu blusa?... tan segura estabas de que no necesitaba lo que quería - me reí suavemente contra su oído -o es que ya vamos tan rápido, no es que me moleste - La suelto en cuanto el coche llega y entro por el lado del conductor, ya le abriría la puerta alguno de los ayudantes. Suspiro un poco liberado.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Vie Feb 24, 2012 12:12 pm

Me mira como si estuviera loca, y lo estoy, pero no de esa forma. La verdad es que me daba igual lo que pudiera hacer o no, lo que me reventaba, es que había pasado de mí, había dicho que lo esperase, pero nadie me hace esperar. Mucho menos cuando he sido yo la que ha chocado con él. Eso es lo que hace que me quede y haga estas cosas, que soy yo, antes de la coca, o lo que sea que tenga en la mano. Se incorpora, con aquella sonrisa y cuando creo que lo he convencido, se detiene y extiende el dinero al viejo ese que me mira…como todo hombrecillo urgido. Por eso dejo que la mano de mi nuevo amigo, se asiente en mi cadera, sus dedos rozan el inicio de mi trasero. Sonrió sin pensarlo, porque tan solo su tacto puede hacer que me olvide de lo que hago. Pero respiro profundamente, el olor a puro, y me despejo.

Ya vamos caminando entre las personas. Ni siquiera me he dado cuenta de cuando hemos salido de aquel lugar, lugar de lujuria para los hombres y engaños para las mujeres, eso es lo que era. Alzo la mirada, y me doy cuenta de que me ha mirado de más, más abajo, digo. Alzo una ceja. -¿Te gusta lo que miras?-se me ha salido, ni siquiera lo he pensado. Porque se ha acercado tanto, siento su cálido aliento acariciando, desde mi oído, hasta mi cuello. La piel se me ha erizado y me doy cuenta de que hace años que no me pasa eso. Debí de haber ingerido algo indebido. Lo pienso, no, no he tomado nada. Solo una copa, que me he encargado de ver que me la sirvieran de una botella nueva y recién abierta. Cierro mis ojos y me digo a mi misma que no debería de pensar estas cosas.

El aire fresco me da en la cara y por fin puedo respirar tranquila. Repito sus preguntas en mi mente, si que observa bastante. Y me suelta, porque su auto ha llegado. Pero qué bonito auto. Y un hombre me abre la puerta, subo, mientras me acomodo el saco, de modo que no se abra el escote. -No aguante con la blusa empapada, una chica me ha obsequiado la chaqueta ¿te gusta? No es mi estilo, pero sirve.-me encojo de hombros y me giro un poco para mirarlo. Ha acelerado en cuanto salimos del enrejado. Ni siquiera me importa a donde me lleva. Es ilusionante. -¿Rápido? No soy yo la persona que ha propuesto huir del lugar-y me acomodo mejor en el asiento, con la espalda en al respaldo y medio recostada, dejando mis manos en mi abdomen, suspirando.

-¿Y? ¿Me vas a decir tu nombre o puedo ponerte uno, amigo?-sonrió, lo jodía, eso hacía. Malo, era malo, hacía que me saliera del control habitual. No volteo a mirarlo, no quiero, le temo en algún punto.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Lun Feb 27, 2012 5:45 am

La miro cuando pregunta si me ha gustado la chaqueta prestada que se ha puesto. No tenia problemas con la chaqueta, aunque extrañaba la blusa mojada, mas transparente que el grueso material de la chaqueta, supongo que no me puedo quejar. Seria un problema si hubiera entrado a ese lugar con la prenda mojada y todo a la vista. Interesante, comenzaba a decirme que no era tan descerebrada como sus compañeras modelos, pero eso ya lo sabia desde un inicio, me quedo mirando, más del tiempo necesario. En definitiva, la chaqueta no me gusta, recorro con mi vista su escote, su cuello cubierto en parte por su sedoso y oscuro cabello. Sigo mi camino a sus labios y me parecen diferentes, quizá por ser más grandes que los labios normales. Desvié la vista y encendí el auto, mejor llegar a casa y rápido. -No me gusta, puedes quitártela si eso importa- comento con un tono divertido. -Si tú la tienes, significa que alguien no, eso es interesante. - Niego levemente cuando dice que yo era el que iba demasiado rápido al sacarla del lugar. Quizá, pero era mejor salir después del trato. Esas personas eran más inestables que yo.

Sigo el camino, entrando por entre las calles y para mi desgracia, bajando un poco la velocidad. Demasiados semáforos por ser la parte central de la ciudad, sentía le peso de la bolsa en la chaqueta. Si estuviera solo tomaría un par en este momento, no lo hacia solo por las palabras que se grabaron en mi memoria, me sorprendía que se comparara con una droga o la seguridad con la que lo dijo, como si fuera un hecho. Quiero comprobar eso. - Tengo un gran nombre, pero tengo curiosidad. ¿Que nombre me pondrás si no te lo digo? - Sonrió y acelero de nuevo, no había un alma en estas calles, que mejor que saltarnos algunos cuantos semáforos en rojo, doblo a la derecha, me sigo y después a la izquierda - El nombre que te eh puesto en el lugar, me gusta para ti. Pero no es tu nombre, tampoco me importa demasiado. - Es como una marca, no importa que tan grande, deslumbrante e ingeniosa suene si el contenido es un total desperdicio de mi tiempo. La chica tenía una presencia fuerte desde que la vi en la pasarela, pero no me lo tragaba por completo. Era su trabajo tener ese porte. Un giro mas y entramos al estacionamiento del enorme edificio en el que vivía. Aparque cerca del elevador, no me baje, tampoco quite los seguros. -Entonces... ¿Zoik o alguno parecido? - le sonrió de medio, tenia que decirlo. En el fondo, la chica me agradaba no importando el nombre.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Lun Feb 27, 2012 7:21 am

Y siento su mirada, en algún punto, tan cercana. Pero lo ignoro, porque si hago caso, solo sentiré como si le importase ¿Qué me dice que no lo ha hecho con otras chicas? Estoy segura de que el asiento en el que estoy, ha sido ocupado unas miles de veces. ¿Qué tipo de chica? No lo quiero saber, gracias. Pero que quede claro, no era como ellas y no iba a caer así de bajo. Sonrió, como si no estuviese pensando en cosas de esas, y me encojo de hombros.-Ya, lo siento mucho, pero no me importa que tu mirada se lastime -es un, no planeo desnudarme para ti, puedo ser cruel cuando de “no soy una cara bonita, solamente” se trata. Alzo una ceja y me giro para mirarlo. Maneja, y tiene tensión en las manos. ¿Y si fuera un asesino en serie? Muerdo mis labios, repasándolo con la mirada. Bien vestido, su cabello es castaño casi claro. Tiene aquella mirada que se esconde en una máscara y esa sonrisa despreocupada ¿Qué esconde? No es como si me fuera a matar, porque ya habría tenido oportunidad en una de las calles solitarias que ya hemos recorrido. -No, pasa que hay chicas que si llevan chaqueta y una blusa, porque están acostumbradas a terminar sin una de las dos. En lo personal, nunca me habían tirado algo encima y nunca pretendo terminar sin ella-hago una mueca. Y regreso la mirada al camino, oscuridad, es todo lo que hay, es algo confusa por primera vez en mucho tiempo.

Y no me dice a donde me lleva, no es como si me hubiese preocupado por preguntar. “No hables con extraños” me lo repetía. No lo era ¿lo era?. Ni siquiera sabía su nombre. -No sé, quizás te llames simplemente, Bill- mi ceño se frunce -Para no olvidarlo-pero no era verdad, tan común y feo, estoy segura de que así le olvidaría si algo se salía de control. Pero ya estaba todo fuera de control, puesto que conducía como si conociera la zona, así era. Porque ha entrado en un estacionamiento, y aparca hasta quedar cerca de un elevador, apenas vislumbrado por una bombilla de luz. ¿Tan tarde es? Era amante de la noche y odiaba los días, claro que era tarde. -Zoik, suena sofisticado, pero no soy tu ex novia, Bill-No ha abierto los seguros y mucho menos planea moverse, así que me relajo y me giro por completo, subiendo mi pierna izquierda al asiento, sin que mi zapato ensucie algo y acercándome un poco. -Me sorprende que no lo hayas visto en programa escrito, de la pasarela-alzo una ceja -Dime tu nombre y te digo el mío- porque no planeaba decir algo tan feo como Bill, toda la noche o semanas. Yo no sabía. Las sombras remarcan sus rasgos, y oscurecen sus ojos.

Que tenía el no sé qué, que me llamaba a gritos. -O si no quieres que sepa tu nombre, tan solo bésame y has que se me olvide que te pido eso- ¿Yo lo había dicho? Sí que lo había hecho, gracias al cielo mi sonrojo no se ve en la oscuridad. Pero estaba atenta, como nunca. Sé correr, con zapatos altos o no, y sé evitar cualquier cosa, sentimiento que se pusiera en mi camino. Porque así había sobrevivido, no tenía más.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Lun Feb 27, 2012 9:30 am

¿Bill? ¿Era en serio? Algo tan vulgar, tan común, tan fácil de olvidar. -De todos los nombres del mundo...tengo cara de Bill...bueno saberlo- Quito la súmanos del volante y me giro para que pueda ver mi gesto claramente inconforme. Por lo menos Zoik era el nombre de una chica que...que había conocido en chicago, creo. Ese era un nombre difícil de olvidar, nunca había sido mi novia. De hecho, hace mucho que no tenia una, era mejor así, una mas de la lista y uno mas en las suyas. No la corregí, que pensara lo que más le acomodara. Pregunta que porque no lo eh visto en el reporte, pues porque no pensé volverla a encontrar. No soy de los que busca lo que quiere en una pasarela, como si fuera un desfile de carnes mas que de ropa. Como si fuera un restaurante para después ver la dichosa lista y pedir la que mas te gustara. ¿Donde quedaba lo divertido? La diversión de la casería.

-Podría, pero seria perderme la naturaleza de tu personalidad arruinada por un encuentro premeditado - negué con al cabeza, podía ser arrogante, una persona que puede tener a cualquiera, pero era eso lo que lo hacia interesante y esta noche, ella era lo mas interesante de la noche, su forma poco común de atrapar mi atención. De entrar a donde le pedí que no entrara, que por cierto lo ha echo de una forma tan brutal que me va a costar quitar esa imagen mental de mi memoria por mucho tiempo, sus pasos seguros. Aparentando que sabia lo que hacia. La miro, recordándolo y le sonrió de lado -No podría haberte pedido como si fueras un pedazo de carne - Es verdad, se acerca y también me acerco a ella. No había sonido alguno que rompiera esta extraña atmosfera. Tan solo el leve sonido de la respiración. Si no quiero decirle mi nombre tan solo debo besarla. Para que decir mi nombre, esto se acaba esta noche, pasara lo que pasara. Entonces ¿Para que decirlo? Mi mano sube y la toma de la cara, delicada y firme. Miro sus labios por tortuosos segundos, tal y como lo había hecho hace un momento.

La mano libre la agarra de la cintura, y me ayuda a regresarla al fondo del asiento, atrapada entre el cristal de la puerta, el asiento y yo. Mi mano acaricia la textura de la maldita chaqueta, buscando el final del cierre. Mis dedos trazan el camino hacia la llave y hasta ahí llego. Siempre me puede empujar lejos y algo me decía que si me pasaba lo haría, queriendo o no. Regreso mi mirada a sus ojos, grandes y azules que me miran ansiosos, urgentes y ¿Preocupados? Y lo siento, siento el hambre que tenia por ella, la beso. La beso confiado de lo que encontraría pero el tiro me sale mal y me pierdo. Sus labios tienen ese algo que deje de buscar hace mucho y que no pensaba admitir haberlo encontrado en los de ella. Era una desconocida, mordí su labio inferior, sorprendido por que al parecer, quería hacerlo desde que los vi. Después de eso, deje de besarla, abriendo los ojos y chocando de nuevo con los suyos. Sonrió - Donovan...- No puedo decir mi apellido, me ha dejado perdido con tan solo un beso. Y era exacto eso por lo que reí. Tenía razón lo que había dicho en esa habitación, esta noche lo único que necesitaba era esto.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Lun Feb 27, 2012 10:03 am

Mi ceño se frunce ¿de verdad se está quejando del nombre que he puesto? Satisfecho debería de sentirse, ya que le he puesto uno. Malo que le dijera “Dime tu nombre” para que me entrara por un oído y me saliera por otro. Lo normal es que ni siquiera preguntara el nombre, porque no me interesa, me importa poco que se pierdan en la eternidad de la ciudad, del mundo. Me importaba poco con esas personas que aparecen una noche y desaparecen por la mañana, por esas personas que lo dicen ser todo, pero no son nada. -Es fácil de recordar-miento descaradamente y lo entiendo. -No, no tienes cara de Bill, en realidad eres un completo desconocido…-por eso no le podía ver cara de algo importante, porque sería darle un lugar, un lugar que nadie había aprendido a apreciar. Y dice cosas, como si le interesara de verdad, pero una extraña no le puede interesar de esa forma, a un hombre como él.

Habla de un encuentro planeado, lo planeado no es natural, no se da, y vuelve la inexistencia. Me sorprendo y me da miedo, pero no lo demuestro, porque es demostrar una debilidad que me ha acompañado a lo largo de toda la existencia. -Nunca se sabe, podrías haber planeado un buen encuentro-le quito importancia, pero la verdad es que me importa demasiado, me importa que le importe a un desconocido. Alzo las dos cejas ¿un pedazo de carne? No. -De que podías, podías y no lo has hecho ¿Por qué no lo has hecho?-¿querer saberlo todo está bien? No, no está bien. Entre menos información, siempre era mejor. Y siempre lo había tenido en mente, las veces que salía, las veces que me alejaba de la monotonía, las veces que no luchaba por volver a casa. Y el deseo que desaparecer, se había omitido cuando su mano alcanzo mi mejilla y barbilla, seguro de sí mismo. Porque lo era, tenía aquella seguridad que tanto me hacía falta en estos momentos.

No me lo espero, no lo veo venir, porque más que nada, había sido un reto, un reto sin pensar. Como si hubiera estado ebria, pero no lo estoy, sé lo que hago y por algo lo hago. Su mano libre baja hasta mi cintura y mi espalda queda contra la esquina de la puerta y el asiento. Solo quiero que llueva y que el agua se lleve esto que me hace sentir, pero no es posible, porque estamos en un lugar refugiado. El rechazo huye de mí y no hago nada, siento las yemas de sus dedos por la piel de mi cuello, bajando hasta el cierre de la chaqueta, no lo detengo, porque sus labios ya se han hecho de los míos. Me he estremecido y mis ojos se han cerrado. Me siento tan vulnerable cuando muerde mi labio inferior, porque me he sentido tan…suya. Y se aleja, abro mis ojos como si no hubiera pasado nada, una de mis manos había arrugado la tela de la camisa de Donovan y la otra se había quedado estática en mi regazo. ¿Por qué me dice su nombre si me ha besado? El beso significa una noche, el nombre significa que no podré olvidarle. Y extrañamente, quiero que lo vuelva a hacer.-Natasha-y me quedo sin palabras, porque se ha reído antes de. ¿De qué se ríe? Mi mano libre, corre hasta la suya que sigue en el cierre de la chaqueta y la alejo, simple y sencillo. -Creo que me ibas a enseñar su apartamento- recuerdo, pero más bien es que el auto no es tan cómodo.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Lun Feb 27, 2012 12:32 pm

Me dice su nombre, un nombre no tan común, es la primera vez que conozco una Natas ha y esta resultando interesante. Dice que le iba a enseñar mi departamento. Supongo que el auto no es demasiado cómodo, demasiado público y fácil de ensuciar. Ha quitado educadamente mi mano de su escote, regreso al lugar y presiono los botones para que e auto abra ambas puertas y nos libere. Y ando primero hasta el elevador para que en el preciso momento en el que ella me alcanzara, se abrieran las puertas. Mi mano pasa por sobre ella, acercándola y conduciéndola dentro. Una de las cosas, por las cuales me gustaba el edificio era el elevador de paredes de cristal. Tenías una hermosa vista en el camino hacia las alturas. Las luces brillantes de una ciudad que nunca duerme. Tan rápido es el efecto de sus palabras como el hecho de que volvía a ver, tan solo un poco. Pero era el momento inadecuado, que no me invadieran aun, era demasiado pronto y lo más importante, quería más.

No pude evitarlo, la tome de la cintura y la lleve hasta el frente del elevador, podías ver el vacío con una mirada hacia abajo. Pase mis brazos por sus costados, en el cristal. Asomando mi cabeza por su cuello. Mi mente funciona de una manera diferente, su perfume acompleja la ecuación. Las veo danzando con las luces, expectantes a que las toque, rogándome que las convierta en algo impresionante, porque saben que en mis manos están seguras. La miro de reojo, la altura no le afecta. Vivía en el piso cincuenta y tan solo quedaban tres más arriba de mí, por lo general pedía el último pero cuando llegue ya habían sido ocupados. -Bonita vista ¿No crees? - dije, satisfecho del efecto. El elevador se abrió y me separe de ella para caminar dentro del apartamento.

Minimalista, mas que nada porque era propenso a tropezar con las cosas y no solamente yo, las chicas cuando salían lloriqueaban por a verse pegado con algo y molestaban mi sueño. Voy directo al mini bar, saco de la chaqueta mi ayuda para los siguientes días que no la tendría y la metí en uno de los cajones. Y me eh recargado en la barra. Viendo entrar en el lugar. Pensando en aquel beso, quería otro, quería más. Pero no pienso parecer necesitado, no es mi parte y no soy yo. - Entonces Natasha... ¿Bebes? - le pregunto, quiero que se acerque, no tomara demasiado, tampoco yo. Cuestión de que por primera vez en mi vida, quería recordar, lo que sea mañana se puede borrar con un par de pastillas más.


avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Lun Feb 27, 2012 1:04 pm

Y lo sigo mirando, sus ojos cálidos y fríos, sus labios que me incitan, su quijada fuerte, su nariz recta, su piel lavada, su cabello desordenado. Era él, el hombre que me podría haber salvado desde antes, sin embargo, aparece 19 años después. ¿Cuántos años tienes? ¿Acaso no sentías que tenías que buscarme? No se lo pregunto, porque hay muchas cosas que ya no digo, temo a las respuestas y temo a que me mientan. Porque ya lo hago yo y no es nada bonito. Cuando se aleja, siento que el mundo se me va, porque el frío me ataca y quiero que esté cerca, sus manos sobre mi piel y su mirada protegiéndome. Abre los seguros de la puerta y respiro profundamente cuando sale del auto, cierro mis ojos con fuerza por unos segundos y luego me recupero, abro mi puerta y salgo con aquella sonrisa. Acomodo la chaqueta y alcanzo mi bolso. Cierro la puerta, y camino hacía su presencia. Las puertas del elevador se abren, y antes de que me niegue a subir a un lugar cuadrado, su brazo ya pasa por sobre mis hombros y me acerca a él, llevándome hasta el interior de esa claustrofóbica caja. El peso de su brazo, la forma en que lo hace, me tranquiliza y lo olvido. Estoy encantada con el cristal, hace que no me sienta tan encerrada.

Sus manos por mi cintura, mientras me quedo mirando la ciudad. La luces, como estrellas en la tierra, como una esperanza más. Son pequeñas y alentadoras, son ilusiones y calmantes. En una de mis manos llevo mi bolso, semicaido. Me siento como una adolescente que está a punto de vivir lo mejor de todos los tiempos, me siento emocionada e ilusionada, me siento tonta. Recargo mi espalda en su pecho y no me atrevo a tocarlo con mi mano libre, no quiero alterar lo que pasa. -La mejor de todas, sencillamente, si-susurro, pero sé que me ha escuchado, estamos solos, por suerte, no tenemos las miradas acosadoras de las personas. Y seguimos subiendo, ni siquiera mire cuan alto era el edificio, pero definitivamente, era una torre. Siento su respiración en mi cuello, me conforta, y antes de que me pueda girar, para mirarle a los ojos y decirle que podíamos volver a intentar, las puertas se abren y se aleja. Camina hasta el interior del apartamento y hago lo mismo, lo sigo, dejando que las puertas se cierren detrás de mi.

Y es cuando lo pienso, no debe ser menor que yo, ni tan mayor. No debo de estar cometiendo errores sin pensar. Aunque ya vive solo, independiente. ¿Sus padres? No debería de querer saber toda esa información. Gran diseño, me gusta, en algunas estancias podría llegar a ser helado, emocionalmente. Ahora entiendo su huída. Veo que guarda lo que ha comprado, creía que lo usaría, pero no, me ha hecho caso, sorprendentemente. -¿Vives solo?-me atrevo a preguntar, es solo para no hablar de mí, no quiero. Dejo mi bolso en el sofá más pequeño y me acerco hasta el mini bar, sentándome sobre uno de los dos taburetes. Me pregunta si bebo. Me encojo de hombros. - Tal vez solo una copa- dos vasos de bebida, le señalo el whiskey, y me sirve la porción normal, le agradezco, porque la verdad no estoy como para beber, no ahora. Él me atontaba más que una bebida. Tomo la copa que me ofrece y me incorporo, los taburetes no son lo mío, prefiero estar cómoda en un sofá, así que regreso hasta la sala y me siento en el sofá más largo. Sorbiendo un poco del alcohol y luego dejándolo en la mesilla de centro. He dejado de seducirle por obvias razones, me gustaba demasiado.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Mar Feb 28, 2012 11:35 am

Observo como sale del taburete y camina hacia el sofá mas largo. Algo en su caminar es peculiar, es tan diferente y tan familiar. Por un segundo siento como si esto ya lo hubiera visto, a ella alejarse, solo que no sabia que era ella. Un vago suceso, su cabello oscuro cae por su espalda de una forma tan natural, tan libre de todas esas porquerías que las modelos comunes llegan a tener, que me hace desear perder mis manos en el, grabarme su textura aunque una parte de mi cerebro este empeñada en olvidar todo. Simple cuestión de seguridad, admito que en lo que llevo lejos eh conocido un par de chicas como ella. Seguras, con una belleza tan natural que piensas que es un desperdicio que vivan en donde viven, que trabajen en donde trabajen. Y es ahí donde funciona mi sistema, buscando la grieta que todos tenemos, ese defecto que logro desarrollar y volver intolerante. Esa belleza natural que solo una persona en mi vida había tenido, esa belleza que desde entonces busco y cada vez que encuentro una pizca de lo que era, desprecio.

La belleza natural de esta chica, me ha impresionado desde que la vi en la pasarela, no había necesidad de mucho maquillaje para hacerla perfecta. Llego a su lado con todo y copa, dejando un espacio considerable entre ella y yo. Es más cómodo, me puedo mover mejor. Dejo la copa en la elegante mesa de cristal en el centro y tomo el control del aparato de música, algo simple, nada demasiado alto como para que resultara cómodo, mas cómodo que nuestros silencios. -Con ellos dos - respondo a su pregunta, señalando al balcón. Dos bolas grandes y peludas que son Thor y Mika, convenientemente se han quedado dormidos contra el cristal. -Ningún compañero de departamento, supongo que ellos son mejor compañía - Le explico, no se porque lo hago. Estoy un poco perdido. Se supone que se entra a este lugar con una sesión de besos iniciada en el elevador y después a destrozar la habitación. Sin embargo Natas ha, me ha cambiad el plano de juego por completo. Me pienso si estoy ganando. -¿Tienes alguna compañera modelo en donde vives? ¿Padres? ¿Novio incomodo? -Si bien, parece más chica de casa, esa típica vecina de la que todos están colados y ella no se entera para nada. Tampoco apostaba que viviera con alguna compañera de trabajo, las conocía lo suficiente como para saber que le tienen miedo a las que son como ella, y lo ultimo...me interesaba esa respuesta. ¿Tendría problemas con un novio estúpido en el futuro? Me regaño mentalmente, no había futuro aquí, quizá es demasiado tarde para pensar en eso. Para regañarme por no forzar la situación, si la besara en este momento se acabaría, no habría mas preguntas, ningún intento por conocerla o conocerme. Tan solo dejaríamos que los silencios hablaran y después nos esperaba el olvido. Sin embargo no lo haría. Estaba sentado a cierta distancia, esperando una respuesta, interesándome un poco en conocerla aunque eso significara caer.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Natasha A. Kaiser el Mar Feb 28, 2012 1:10 pm

Porque no debería de sentirme de esa forma, mi respiración no debería de hacerse tan delicada y mi corazón no debería de estar tan agitado. Pienso en lo que había tomado esta noche, no había tomado nada que pudiera ponerme en todos estos síntomas. Y en cuanto toma asiento en el mismo sofá, pero con distancia de por medio, respiro profundamente, sonrió y me mentalizo como si fuera a caminar por la pasarela. Poniendo toda la seguridad sobre mí misma. Y me pongo recta, una pierna sobre el sofá y mirándolo con una sonrisa, me agradaba, era guapo, era inteligente y calmado. O eso es lo que había visto hasta ahora.

Porque me dice que solo vive con dos cachorros. Miro hacía el cristal, ahí, acurrucados. Debería de tener un gran sentido de responsabilidad si podía con ellos. Yo ni siquiera puedo cuidar de mi misma, o puedo, pero no de la forma correcta. Me hace enternecer, pero a la vez dudar ¿Cuántos chicos compraban mascotas para agradar a las chicas? Muchos, pero algo me decía que él no lo hacía por eso, porque tenía un apartamento tan genial. Muerdo mi labio inferior, el que antes había mordido él. Y lo recuerdo, la sensación en mi columna vertebral. -En realidad, que razón tienes.-lo digo en voz baja, porque se escucha el silencio, y no es incomodo, porque me siento segura aquí. Y hace tres preguntas seguidas, sí que lo ha hecho, pero en vez de reír como todas esas veces con los otros chicos, me pongo a pensar. Según mi historia inventada, vivo sola, con una compañera y tengo el mejor novio de todos los tiempos…tenía. -Vivo con mis padres, no me dejan ir, creen que aún soy joven-más bien se preocupan de mi anterior caída en las drogas y prefieren no quitarme un ojo de encima. Los adoro, me cuidan, me quieren, pero hay veces en que deseo liberta. Sé que la tengo, sé que saben que ahora mismo estoy con mis amigas, esas chicas descerebradas que se preocupan solo por verse bien, nada de novios. Dicen que son muy materialistas, y ellas son peor.

Y la última pregunta ¿Cómo contestarla? ¿Verdad o mentira? ¿De verdad quería que siguiera intentando conocer más allá de la imagen de modelo? No lo sé. Quizás no ahora. Quiero saberlo todo, pero a la vez nada. Me sigo negando ante lo que ha hecho en al auto. Me ha confundido. Y no lo evito, me incorporo y doy dos pasos hasta donde está, me pongo a horcajadas sobre él, mis manos pasan hasta el respaldo sosteniéndome y me inclino hasta rozar mis labios con los suyos, al principio lo he mirado a los ojos, luego he cerrado los míos, huyendo de los estragos que puede hacer su mirada -Yo creo que esa es una etiqueta que aún no han conseguido poner en mi vida-ser o no ser novia de alguien, sonaba a que me querían casar. Solo quiero que me toque de nuevo, sentir el frescor y olvidar cada uno de los pensamientos.
avatar
Natasha A. Kaiser
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Donovan T. Hayes el Mar Feb 28, 2012 3:26 pm

Asiento cuando esta de acuerdo conmigo acerca de los perros. Mi vida nunca ha sido rodeada por demasiada gente, a pesar del talentoso niño que era, nunca tenia recitales o una escuela con niños de mi edad para desarrollar encanto frente a las masas. Escuela en casa, con los mejores maestros que mi padre podía pagar, pero más que nada en música. Personas con la habilidad de desarrollar mi capacidad. No se cuando desarrolle carisma o la gracia de hablar, probablemente viendo a mi padre. Con el tiempo sabia exactamente como hablar con la gente indicada e impresionar cuando era necesario. Cuando me mude, no cambio nada pero la idea de vivir solo, aunque cómoda, me parecía un tanto deprimente y fue por eso que adopte a los peludos. Que a pesar de que muerden mis caros zapatos italianos lo pagan babeando los pies de las tipas o sacándolas a base de gruñidos cuando estaba demasiado muerto sobre la cama.

Hablando de encantos, que curioso que no me esfuerzo por sacar alguno con ella. Alarmante. Dice vivir con sus padres, y no me lo trago por completo, no lo se. La idea de vivir con dos padres que se preocupan por ti ha quedado muy dentro de mí, como una foto deslavada. Supongo que debería de alegrarme de saber que no esta loca como yo. Alarmante. Sonrió de lado cuando la veo que se levanta y se inclina, acorralándome de la misma forma en la que lo hizo en el lugar. Dice algo que no entiendo, pues me eh perdido observándola mas de cerca. Cierra los ojos y se acerca, no me muevo pero también los cerré. Ese pequeño roce de sus labios contra los míos, ese pequeño estallido de electricidad que me pone los pelos de punta, por no decir que mas me pone, me hace tomarla de la nuca y acercarla. Besarla por fin de la misma forma que en el auto. Intenso, demasiado seguro, como si mis labios supieran a que ritmo ir, bajo la presión en su nuca y el pongo en su cuello, siento el palpitar de su corazón. La mano libre deja el control y prefiere su cintura, acercándola y colocándola en mis piernas. Muerdo y succiono sus labios, aumentado un poco la velocidad, emoción que solo puedo expresar así, las palabras me quedarían cortas. Acaricio sus labios con mi lengua esperando una señal, literalmente, me quería comer a Natasha.
avatar
Donovan T. Hayes
Neutros
Neutros

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 04/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wait a minute dear. {DT.Hayes}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.