¿Existe algo peor que una vida superficial entre belleza, playa y rumores durante todo el año? Pensarás que no. Pero en California, más concretamente, en L.A, la cosa se puede empeorar. Y mucho. Están aquellos que gozan de una vida totalmente al estilo propaganda hollister, y están esos otros que su vida es un constante viene y va de conflictos, peleas callejeras y otros problemas sociales y personales. Pero cuando esta armonía se rompe y algo interfiere en la vida del otro, aparece esto, una bonita guerra de sociedad en bandeja de buffet. Suena típico, sí, sin embargo, no sabes lo interesante que puede ser y lo atractivas que son estas historias. Y los secretos que hay detrás de cada uno de ellos, es la guinda del pastel.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:32 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado / A.Normal
Sáb Sep 29, 2012 1:46 pm por Invitado

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación //NORMAL//
Vie Ago 03, 2012 8:50 am por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Sáb Jun 30, 2012 10:04 am por Invitado

» The Afterlife Oblivion (normal)
Vie Mayo 04, 2012 6:55 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Miér Mayo 02, 2012 3:33 am por Invitado

» Quimera Asylum {Normal}
Miér Abr 25, 2012 10:14 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Miér Abr 25, 2012 1:38 am por Invitado

» {+18} CALAPALOOZA ~ Berkeley, University of California
Miér Abr 11, 2012 9:53 am por Invitado




































Dallas Goldsmitch

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dallas Goldsmitch

Mensaje por California Lifeguard el Miér Ene 04, 2012 9:23 am



"when you lose everything, you win a thing called misery"
Nuestro cerebro está diseñado para recaudar información, como también recordar los días más importantes de nuestras vidas. Entre ellas está el quinto cumpleaños, los regalos que nos hicieron en las primeras navidades, el primer amigo, el primer día de instituto y así sucesivamente hasta el fin de nuestros días. Dallas no ha vivido ni la mitad de ellas. Pero sí tuvo la oportunidad de asistir a su día de graduación.

27 de mayo, 2009. Los días de la graduación suelen ser simples. Te vistes más formal que de costumbre, te arreglas un poco, te sientas a escuchar el interminable discurso de la chica diez de tu clase y subes a por tu diploma cuando oigas tu nombre. Dicho, simple. Luego... luego vuelves a casa y celebras con la familia que te han abierto las puertas a la universidad.

-Estoy orgulloso de ti, hijo. - el viejo le dio una palmadita en la espalda. - ¿Quién iba a decir que te ibas a convertir en un hombre del bien después de todo? - todos sabían que ese hombre no creía en la educación, pero por alguna razón envió a su hijo adoptado a un instituto público de los Angeles. Claro que, viniendo de un hijo de un granjero de Kansas, no es para nada raro. Llegó a California en busca de dinero y fama, y terminó abriendo un bar de mala fama donde sólo acudían hombretones tatuados y barba. Tampoco le va tan mal. -¡Que te vaya bien, hijo! Cuando vuelvas con ese trozo de papel reluciente, quiero ser el primero en verlo.

Lo había conseguido. Tenía el diploma en sus manos. Terminada la ceremonia, un profesor se acercó al muchacho. Le susurró un par de cosas al oído. Dallas llegó al anochecer. No tardó en ver que el bar estaba en llamas y, sin saber si habría gente dentro, no supo qué hacer. La gente formaba un coro alrededor del edificio, dejando un considerable espacio entre ellos y el fuego. Los bomberos ya habían llegado y el fuego se apagaba a medida que pasaba el tiempo, pero era evidente que cuando todo hubiera terminado, no quedaría nada de aquel lugar. ¿Cómo había pasado? Nadie lo sabía. Se quedó allí, de pie, contemplando. Le habría gustado alterarse, preocuparse. Algo se lo impidió.

California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Dallas Goldsmitch

Mensaje por Dallas J. Goldsmitch el Dom Ene 15, 2012 9:44 am



"when you lose everything, you win a thing called misery"
La imagen que se reflejaba en el espejo no se asemejaba en absoluto a la cruda realidad. El hombre que en ella aparecía podría haberse comparado con cualquier otro aquella noche; cualquier otro menos Dallas Goldsmitch. Lo único que le separaba de su coche era aquel dichoso nudo de la corbata tan poco practicado y que tanto esfuerzo le costaba cada vez que una ocasión similar a aquella caía en sus manos. Ese veintisiete de Mayo era el día de su graduación, y ni siquiera llegaba a creerse que realmente lo estuviera viviendo. Con seriedad, seguía contemplándose ante el espejo de cuerpo entero colgado en una de las paredes de su habitación, frunciendo el ceño y soltando algún que otro resoplido cuando tenía que deshacer el nudo mal hecho y volverlo a intentar de cualquier otra manera. Nadie le había enseñado nunca cómo se hacían aquellas cosas pues, de hecho, nadie le había enseñado prácticamente nada en la vida. Todos los conocimientos, escasos o no, de los que ahora era dueño tenían mérito propio, y es que el joven Dallas no había recibido ayuda de nadie en casi ninguna situación pasajera de su vida. Tampoco lo lamentaba. Posiblemente fue el destino el que así lo quiso, y de haber sido de cualquier otra manera tal vez no se encontraría allí, en aquel momento, preparándose con rapidez para asistir a la ceremonia que lo libraría de una vez por todas de los estudios si el nudo de la corbata se decidía de una vez por todas a colaborar, claro.

Bajó con lentitud las escaleras pese a suponer que si no aumentaba el ritmo acabaría llegando con retraso. Lo cierto era que un gran optimismo lo había abordado aquel día, cosa poco habitual, pensando que si ya había llegado hasta ese punto de su vida nada podría salir mal. El último peldaño desapareció bajo sus pies, y tras él lo esperaba la sincera sonrisa y ligera emoción de su padre, el cual le tendía una mano a modo de conformidad mientras dirigía la otra hacia su espalda para darle una palmada. – Estoy orgulloso de ti, hijo. ¿Quién iba a decir que te ibas a convertir en un hombre del bien después de todo? –Comentó mientras volvía a depositar sus manos cerca de sus muslos. Parecía casi más orgulloso que el propio Dallas, pese a haber sido un hombre que jamás confió su mente a la educación. Pero ninguna sensación de orgullo podía compararse a la de llevar a un hijo a la gloria brindándole la oportunidad de conseguir el graduado, abriéndole directamente las puertas a un mundo que no era tan perfecto como lo pintaban. Y, dado que Dallas no había defraudado la confianza de su padre en ése tema, el señor Goldsmitch se sentía henchido de satisfacción. Le sonrió cuando atravesó la puerta de la calle para montarse en el coche y le despidió con la mano cuando iba a medio camino del mismo, sin olvidarse de rodear su boca con las mismas para ampliar el tono de su voz y sentenciar: – ¡Que te vaya bien, hijo! Cuando vuelvas con ese trozo de papel reluciente, quiero ser el primero en verlo.
La ceremonia fue de todo menos algo para recordar por haber resultado amena. Dallas se retorcía en su asiento cada dos por tres, intentando buscar la posición que le resultase más cómoda, dejando a entender por su rostro que aquello le estaba pareciendo de lo más aburrido. Finalmente su nombre fue anunciado desde el escenario por el director del instituto, y resonó un par de veces más desde los altavoces. Se incorporó no tan tenso como se habría esperado, pero fingiendo una sonrisa que no se habría esperado mostrar horas antes, cuando estaba realmente emocionado por el hecho de graduarse. Subió uno a uno los peldaños que le conducían hacia su destino, el final como estudiante, lo que le daría el permiso para comerse el mundo. El problema era que se trataba de Dallas, y posiblemente su vida no cambiaría demasiado después de aquello. No, no iría a ninguna Universidad de prestigio, ni siquiera a la más simple del estado. No tenía grandes aspiraciones que realizar, ni hechos que cumplir. Lo cierto era que, después de llevarse el papel que indicaba que estaba graduado, Dallas no tendría más que éso, un papel. Su vida seguiría completamente igual que siempre, no obtendría variación alguna. La monotonía que lo invadía seguiría acompañándolo de la mano a cualquier parte. ¿Era éso motivo por el cuál celebrar algo, alegrarse, ponerse a chillar de la emoción? Cualquiera de los presentes daría una respuesta afirmativa, pero la vida del joven Goldsmitch era muy diferente a la de cualquier otro estudiante del lugar. Aún así le tendió la mano al director y recogió el diploma afirmando con la cabeza y sonriendo hacia los espectadores y la cámara fotográfica que lo apuntaba. Como si nada de lo que pensase tuviera importancia; como si nada pudiera estropear su pequeño momento de protagonismo particular.

Apretando con fuerza el papel enrollado, se despidió de un par de conocidos y salió rápido del lugar. No había nada que le obligase a permanecer allí mucho tiempo más. Pulsó el botón de las llaves del coche para abrirlo dispuesto a entrar, pero al sentir una mano en su hombro se obligó a girar y ponerse frente a uno de sus profesores, el que además había sido su entrenador, y le susurró un par de palabras al oído a lo que Dallas solo pudo contestar con una mueca de asentimiento antes de que el hombre desapareciera tan veloz como había llegado. Entonces el joven se metió en el coche y lo arrancó, deseando llegar cuanto antes a su destino. Sabía que debía dirigirse al bar, donde estaría en ese momento trabajando su padre como cada tarde y noche, algo que empezaría a hacer él dentro de nada por imposición, se lo suponía. Aumentó la velocidad pisando el acelerador. Sentía que debía llegar cuanto antes, y por algún motivo no se estaba muy a gusto en aquel momento. Finalmente paró el coche en la calle que hacía esquina con una pequeña avenida en la que estaba situada el bar, sabiendo que allí le resultaría más fácil dejar el coche que en un lugar tan transitado. Lo cerró y caminó con una mano en el bolsillo y la otra sujetando el graduado, alegrándose de nuevo por intentar descifrar cuál sería la cara de su padre al tenerlo entre sus manos. Pero le resultó imposible pensar en algo cuando el color rojizo de las llamas le cegaron unos instantes.

El aire llegaba cálido hasta su posición, arrastrando lo que desprendía el fuego que iba devorando con facilidad el bar de su padre. Se quedó petrificado unos segundos sin saber cómo reaccionar. ¿Qué demonios había ocurrido? Intentó tomar aire, pero lo único que entraba en sus pulmones era parte del humo que era transportado por el viento. Se acercó conmocionado, arrastrando los pies, hacia el cúmulo de gente que rodeaba con precaución la escena. Habían acudido los bomberos que, poco a poco iban apagando el fuego, y la policía además de un par de ambulancias, pero no veía a su padre por ninguna parte. Dejó las manos muertas, y por ello el trozo de papel cayó al suelo, al lado de su pie izquierdo, pero Dallas no le prestó la más mínima atención. Necesitaba saber qué había ocurrido allí, pegar un chillido para llamar la atención de los policías, ponerse a destrozar cosas de la rabia y preocuparse por si su padre estaba bien o había sufrido algún tipo de daño. Pero el deseo de venganza era mucho más fuerte. Sabía que aquello había sido provocado, que alguien había incendiado el bar de su padre y que no era una simple casualidad del destino. Sus manos volvieron a cerrarse en dos puños mientras se abría camino entre la multitud para estar en primera fila ante aquello. No sabía quién había podido ser, pero tenía algo en mente, algo en lo que no podía dejar de pensar. Lo descubriría, oh, claro que lo haría. Y cuando supiera quién había sido los causantes recibirían su merecido. No estaría a gusto hasta no tener el puño estampado en la cara del que hubiera hecho todo aquello.

Dallas J. Goldsmitch
Líder
Líder

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 15/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dallas Goldsmitch

Mensaje por California Lifeguard el Dom Ene 15, 2012 9:52 am

PERSONAJE ACEPTADO

CIERRO TEMA

Puedes empezar con la ficha. Enhorabuena ^^

California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Dallas Goldsmitch

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.