¿Existe algo peor que una vida superficial entre belleza, playa y rumores durante todo el año? Pensarás que no. Pero en California, más concretamente, en L.A, la cosa se puede empeorar. Y mucho. Están aquellos que gozan de una vida totalmente al estilo propaganda hollister, y están esos otros que su vida es un constante viene y va de conflictos, peleas callejeras y otros problemas sociales y personales. Pero cuando esta armonía se rompe y algo interfiere en la vida del otro, aparece esto, una bonita guerra de sociedad en bandeja de buffet. Suena típico, sí, sin embargo, no sabes lo interesante que puede ser y lo atractivas que son estas historias. Y los secretos que hay detrás de cada uno de ellos, es la guinda del pastel.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:32 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado / A.Normal
Sáb Sep 29, 2012 1:46 pm por Invitado

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación //NORMAL//
Vie Ago 03, 2012 8:50 am por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Sáb Jun 30, 2012 10:04 am por Invitado

» The Afterlife Oblivion (normal)
Vie Mayo 04, 2012 6:55 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Miér Mayo 02, 2012 3:33 am por Invitado

» Quimera Asylum {Normal}
Miér Abr 25, 2012 10:14 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Miér Abr 25, 2012 1:38 am por Invitado

» {+18} CALAPALOOZA ~ Berkeley, University of California
Miér Abr 11, 2012 9:53 am por Invitado




































Oliver McAllister

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oliver McAllister

Mensaje por California Lifeguard el Miér Dic 07, 2011 2:13 am



"what do you do when you lose everything?"

'The great wave' es un local situado cerca de la playa y es el lugar preferido de los surfistas para tomar algo después de disfrutar de las maravillosas olas de la costa californiana. Es un local joven y siempre reina el buen ambiente. No, no es nada exclusivo, pero su clientela tampoco es demasiado exigente. Si hubiera que ponerle alguna pega al local, sería su dueño, un joven ex surfista no demasiado agradable. De todas maneras, el carácter relajado de la mayor parte de los clientes evita que Oliver -que así se llama el chico en cuestión- se enfade o resulte especialmente desagradable. También es común ver muchos grupos de jovencitas que no pasarán de los diecisietes, atraídas, como casi siempre, por los surfistas de cuerpos esculpidos y porque el propietario de 'The great wave' no es lo que se dice desagradable a la vista, sino todo lo contrario.

Pocos eran los que conocían la historia de Oliver, sólo los más aficionados al surf le reconocían o le habían visto competir en alguna ocasión. También eran pocos los que se habían atrevido a preguntar algo al respecto, ni sobre su lesión ni sobre la determinación de dejar el surf por completo para entregarse a un bar que no hacía más que recordarle, una y otra vez, lo que había dejado atrás. Aquel era un día algo extraño, había habido competición y el bar no había abierto en todo el día. Nadie sabía por qué y no era algo que sucediera muy a menudo. Comenzaba a caer la noche cuando los chicos y chicas comenzaban a abandonar la playa, buscando un lugar en el que tomar unas cervezas antes de volver a casa. La playa estaba prácticamente vacía y nadie había reparado en él, pero allí estaba, mirando las olas con aire nostálgico, tal vez echando de menos el deporte que una vez había amado, tal vez envidiando a todos aquellos que lo practicaban, tal vez arrepintiéndose de su decisión... Tal vez era todo un poco. Alguno se fijó en él, pero fueron pocos y no se acercaron a Oliver, unos temerosos de molestar y otros respetando su decisión de no acercarse a nadie aquel día. ¿Qué estaría pasando por su cabeza?

Allí fue donde le encontró uno de los pocos amigos de verdad que tenía. Tal vez no fueran todo lo cercanos que podrían ser, pero a Alexander le costaba en ocasiones traspasar esa barrera que su compañero de piso levantaba entre él y el resto del mundo. Se mantuvo en silencio, a su lado, con la vista fija en las olas, antes de desviarla hacia su amigo.

-Lo echas de menos. -no era una pregunta, lo afirmaba. Sabía lo que había significado el surf para su amigo y se podía imaginar cómo se sentía. Él ni siquiera se planteaba tener que dejar la música algún día- ¿Por qué no vuelves a practicar? A modo de hobby. Estaría bien.

Él estaba seguro de que preferiría tocar por diversión antes que no volver a hacerlo. De todas maneras, nadie comprendía cómo funcionaba el cerebro de Oliver, ni siquiera él que se suponía que era su mejor amigo.




California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.