¿Existe algo peor que una vida superficial entre belleza, playa y rumores durante todo el año? Pensarás que no. Pero en California, más concretamente, en L.A, la cosa se puede empeorar. Y mucho. Están aquellos que gozan de una vida totalmente al estilo propaganda hollister, y están esos otros que su vida es un constante viene y va de conflictos, peleas callejeras y otros problemas sociales y personales. Pero cuando esta armonía se rompe y algo interfiere en la vida del otro, aparece esto, una bonita guerra de sociedad en bandeja de buffet. Suena típico, sí, sin embargo, no sabes lo interesante que puede ser y lo atractivas que son estas historias. Y los secretos que hay detrás de cada uno de ellos, es la guinda del pastel.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:32 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado / A.Normal
Sáb Sep 29, 2012 1:46 pm por Invitado

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación //NORMAL//
Vie Ago 03, 2012 8:50 am por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Sáb Jun 30, 2012 10:04 am por Invitado

» The Afterlife Oblivion (normal)
Vie Mayo 04, 2012 6:55 am por Invitado

» Lectores Escribiendo
Miér Mayo 02, 2012 3:33 am por Invitado

» Quimera Asylum {Normal}
Miér Abr 25, 2012 10:14 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Miér Abr 25, 2012 1:38 am por Invitado

» {+18} CALAPALOOZA ~ Berkeley, University of California
Miér Abr 11, 2012 9:53 am por Invitado




































Cassie Khielkovich

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cassie Khielkovich

Mensaje por California Lifeguard el Dom Nov 20, 2011 10:09 am



"when you did wrong, all you can do is try to change"
En las comidas de la clase alta, suelen ser debidas a reuniones empresariales, invitar a algunos hombres importantes o por alguna razón benéfica. La que te hablaré ahora es sobre ésta última. En un restaurante carísimo de Los Angeles, se encontraban los Khielkovich junto a otros muchos famosos y familias adineradas. Y a nuestra pequeña Cassia la han obligado a asistir. "Tendrás que comportarte. Por favor, es lo único que te pido", decía su madre.

Y allí estaba ella, atrapada entre un montón de bobos que se limpiaban las mejillas con billetes de cien dólares en vez de servilletas. El camarero llegó con su uniforme negro bien planchado e impecable, preparado para tomar nota.
-¿Saben ya lo que van pedir los señores? - inquirió, muy educadamente. Era como si la reina de Inglaterra le acabara de potar encima. La rubia iba a abrir la boca a pedir, cuando su madre le interrumpió en su cabeza. "Las señoritas no comen chuletón delante de los demás", le recordaba una y otra vez cada ocasión en la que salían todos a comer fuera de casa.

Todos la miraban, impacientes. ¿Qué haría la rubia? ¿Saldría corriendo con ese largo vestido blanco hasta algún lugar remoto de los Angeles? La verdad, le sentaba bien. Parecía una musa griega.
-Vamos cariño. - le presionaba la señora Khielkovich. Entonces miró al camarero. - Creo que tomará una ensalada césar mientras.
Cualquiera odiaría tener una madre así, ¿verdad? Superficial, manipuladora, snob y una maniática de la limpieza. No, antes no era así. Irene Khielkovich fue una famosa actriz de los años ochenta hasta a mediados de los noventa, siendo reconocida por su primer papel como protagonista en "Tormenta en París" y "Tres peniques para Georgia". ¿Qué le pasó? Que se casó y tuvo una hija. En aquel entonces Cassie era algo enfermiza e Irene dejó el mundo del cine para prestar toda su atención a ella. Su sobreprotección la convirtió en lo que es ahora. Actualmente, se dedica a hacer pequeños papeles de madre, tía y similares.

En todo caso, la presión sobre Cassie es sumamente pesada. Ella es una chica de buena familia. Es una persona que, tan solo al nacer, ya estaba marcada por cómo debía ser, qué debía comer y qué tenia que vestir para descatar sobre los demás porque se supone que ella es especial. La gente quiere verla como un tipo de chica en concreto. Una chica guapa y nada más. El problema es que Cassie es mucho más que eso y quiere demostrarlo. Pero por cada intento que hace, es una nueva opresión para ella.

California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Cassie Khielkovich

Mensaje por Cassie I. Khielkovich el Dom Ene 15, 2012 9:31 am



"when you did wrong, all you can do is try to change"

Y continuaba el parloteo, las charlas insulsas sobre moda y distintas opiniones entonadas con una voz superflua, altanera, como si el mismísimo presidente de los Estados Unidos estuviese hablando. Eran los movimientos de los labios, algunos carmines, otros rosáceos que se movían rápidamente, dejando escapar palabras que le taladraban los oídos. Está consciente de qué no puede hacer nada; nada que no fuera mal visto por su madre y que sus ojos la siguieran, señalándola, advirtiéndole mudamente que tenía que comportarse correctamente. Nunca debes olvidar las normas de etiqueta, querida. Escuchó en su cabeza, un credo que parecía aferrarse a su madre, convirtiéndola en un ser cansón y algo despótico.

Cassie la quería, eso era cierto, pero no podría soportar siempre la presión que ejercía sobre ella. No lo deseaba, esperaba algo mejor de sí misma. Era algo mejor que eso. Observó otra vez a su madre, de reojo, tratando de contener su resentimiento cuando mencionó que nada más comería una ensalada césar. A ella no le gustaban. ¿Por qué lo había hecho? La respuesta le llegó rápidamente cuando su madre le dedicó una sonrisa atribulada al instante en que un plato florido y bien servido era colocado delante de ella. El mensaje se traslucía en los ojos azules: cómelos. Pensó que se vería preciosa con un vestido como ese. Una mano delgada, de dedos huesudos —tales como los de una artista—, se alzaron, aferrando suavemente el tenedor y los dientes plateados se hundieron en la fresca verdura. Cassandra contuvo la mueca que aparecía en sus labios cuando se llevó la jugosa fruta a la boca. No la quería.

No iba a querer eso nunca.

Masticó; estaba segura que todo el mundo podía escuchar el sonido de sus dientes roer el alimento y el doloroso tragado en seco que llevaba. Se llevó dos más a la boca, respiró profundamente y miró a su madre cuando está le dedicó una mirada. Cassie sabía que lo que estaba a punto de hacer era incorrecto, que no debía hacerlo. ¿Y acaso le importaba? No, no le importaba. Ella quería ser libre, no le gustaban las ataduras. Nada que le ordenasen. Era como las hojas que se caían de los árboles en otoño, se iban de su lugar, llevadas por el viento y danzando junto a él en libertad. Un espíritu libre y fogoso. Una tormenta cálida.

Fuego.

¿Cassandra? —La voz de Irene Khielkovich atrajo la atención de los miembros de las demás mesas para ver a la hija de la famosa familia incorporarse con la lentitud y la gracia de una reina. Muchos dirían que era un cisne, una joya en bruto. Si llegase a ser pulida por la madre, su resplandor llegaría a ser incomparable. Pero de la misma forma, todos conocían que eso era un hecho imposible. — ¿A dónde vas, querida? —Irene preguntó, Cassie pudo detectar el sonido ligeramente desagradable en la entonación de la pregunta.

Voy a dar un paseo, mamá. —Responde con una sonrisa radiante, apartando la silla sin darle oportunidad al camarero de ayudarla. Vio la sombra de la molestia en el semblante de su madre. Irene estaba molesta con ella.

Cassandra Khielkovich estamos en una importante reu…

No, mamá. Deseo irme. —Murmuró con firmeza, dedicándole una mirada brillosa a la mujer que le dio la vida. Volvió a acomodar la silla y sonriendo, alzó la mano, moviéndola de un lado a otro en forma de despedida mientras sus piernas la llevaban hacia la salida. Pero aún estaba muy lejos, sus extremidades comenzaron a acelerar el paso, más rápido. Su respiración se agitó, sus caderas iniciaron el vaivén desenfrenado del ejercicio de correr mientras el vestido ondeaba atrás de ella como el halo perfecto.

Una diosa.

Todos los presentes escucharon la cantarina y hermosa risa cuando la niña salió, riendo, observando anonadados el vaporoso halo de alegría que se había esfumado por sus propios medios. La hija de los Khielkovich era un ángel, todos lo sabían. Un ángel libre e incontrolable.

Cassie rió, feliz, una vez fuera. Alzó la cabeza, sin importarle que todo aquel que pasaba por la calle se detenían a observar al ángel caído del cielo. Estiró los brazos, aún con la risa cantarina flotando en el aire. — ¡Al fin libre! —Gritó efusivamente, comenzando a dar vueltas sobre sí misma con las carcajadas a flor de piel. Cualquier pudiese verla se diría que estaba algo loca. Una hermosa loca.
Pero para Cassie, la libertad era todo lo que necesitaba.

Y un poco de diversión.




Cassie I. Khielkovich
Inactivos
Inactivos

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 11/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cassie Khielkovich

Mensaje por California Lifeguard el Dom Ene 15, 2012 9:35 am

PRUEBA ACEPTADA.

CIERRO TEMA.

Enhorabuena, el personaje es tuyo Smile

California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Cassie Khielkovich

Mensaje por California Lifeguard el Dom Feb 05, 2012 8:53 am

PERSONAJE LIBERADO
Por petición.

California Lifeguard
Admin
Admin

Mensajes : 190
Fecha de inscripción : 24/09/2011

Ver perfil de usuario http://insanityrpg.foros-phpbb.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Cassie Khielkovich

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:28 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.